Tendencias

Mujer se negó a aceptar la muerte de su esposo y permaneció 18 meses con su cadáver

Familiares del difunto se negaban a enterrar el cuerpo del hombre asegurado que no estaba muerto

Mujer se negó a aceptar la muerte de su esposo y permaneció 18 meses con su cadáver // Getty Images / Rich Legg

El insólito hecho se presentó en India, al parecer tanto la madre como las esposa de Vimlesh Sonkar se negaban a aceptar su fallecimiento a causa del COVID-19. El hombre de 53 años habría muerto luego de contagiarse con la enfermedad y que esta presentara complicaciones relacionadas con una neumonía. Sin embargo, las dos mujeres afirmaban que se trataba de un estado de coma del cual, en algún momento, él despertaría.

La esposa del sujeto, mantuvo su cuerpo inerte en una habitación de su casa durante 18 meses, allí todos los días los familiares del difunto limpiaban su cuerpo, cambiaban su ropa y lo mantenían vigilado.

VIDEO: Salida de ferraris de la Universidad de Los Andes generó sensación

Mujer usando celular hace 150 años probaría que los viajes en el tiempo son reales

Así fue como en un octubre desaparecieron 10 días en varios países

Mientras que la esposa de Vimlesh estaba convencida de que su esposo regresaría del sueño profundo en cualquier momento, empleaba productos desinfectantes y antisépticos para limpiarlo, los cuales impidieron que las bacterias y la putrefacción llevaran al cuerpo del sujeto.

Adicionalmente, le realizaba masajes con frecuencia y mantenía ambientada la habitación con aire acondicionado las 24 horas del día. Pero no siendo suficiente, la mujer bañaba el cuerpo de su marido con agua bendita, conocida en la India como “gangaja” con el fin de sanarlo de su presunto estado de coma.

Claramente, a los vecinos de esta pareja se les hacía extraña la ausencia tan prolongada de Vimlesh, pero la esposa sabía como despejar sus dudas, asegurando que su pareja se encontraba recuperándose de un letargo, recibiendo tratamiento médico desde casa.

Tal era el nivel de negación, que los familiares compraron cilindros de oxígeno para conectarlos al cuerpo sin vida de su ser querido, sin darse cuenta de que lo único que restaba de lo que fue en algún momento un hombre en realidad era solo un cadáver.

Con respecto a cómo las autoridades pudieron descubrir el hecho se debió gracias a la oficina de impuestos en la que trabajaba Vimlesh, según los relatos oficiales, mes tras mes los familiares de este hombre solicitaban licencias por enfermedad, así que durante un año y medio, este permaneció en la nómina de su trabajo.

Debido a que ya llevaba mucho tiempo que el sujeto no asistía a sus labores, la oficina decidió indagar sobre el estado de salud de Vimlesh, enviaron a un delegado para evaluar la situación y pudieron constatar que el hombre yacía sin vida en su casa.

Las autoridades procedieron a adelantar los operativos para levantar el cuerpo y llevarlo a un centro médico en el que se terminó de comprobar el estado de fallecimiento. Finalmente, el cadáver de Vimlesh terminó incinerado en presencia de la policía.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad