Egan Bernal

Flor Marina Gómez: "Me siento la mamá del vientre bendecido"

La madre de Egan Bernal relata la manera en que vivió la recuperación de su hijo y lo que significa ser la progenitora de un ganador de Tour y Giro.

Uno de los cimientos en los triunfos de Egan Bernal radican en el apoyo y el amor incondicional de su madre, Flor Marina Gómez, que ha estado a su lado desde el primer momento en el que el ciclista mostró su afecto y acercamiento al deporte rey del país hasta en las situaciones más complejas, como lo fue el accidente más reciente que puso en vilo a Colombia.

Precisamente, Flor Gómez relató cómo fue ese amor a primera vista entre Egan Bernal y las dos ruedas cuando era un niño lleno de sueños y un mundo por explorar, aún cuando la situación económica no era la mejor en ese entonces par la familia.

"Pasamos por un instituto y había una carrera donde él quiso participar, llevaba su primera bicicleta, que todavía tengo guardada, y dijo que quería participar, no teníamos el dinero ni el casco, pero nos conseguimos el dinero, el casco, participó y ganó; dijo que quería seguir. La premiación era un trofeo en sal y un uniforme del instituto de Zipaquirà y un derecho a entrenar por seis meses, desde un primer momento demostró su talento", recordó Flor con nostalgia.

Desde entonces, la carrera de Egan Bernal ha ido en un ascenso permanente, pasando por el Mountain Bike hasta llegar al ciclismo de pista, donde ya ha sabido coronarse en dos de las más grandes. No obstante, detrás siempre está su mamá, quien contó cómo vive las etapas en las que su hijo es protagonista.

Le puede interesar:

"En las grandes carreras no siempre se está acompañado, hay veces vienen vecinos, a veces estoy sola, con mucha motivación, acogida de la mano de Dios. Yo grito, hago de todo, vivir esa sensación de querer estar ahí, de apoyarlo, es algo muy bonito, siempre con mucha fe. Normalmente hablamos el día antes o después de la etapa. Antes de la carrera, me deja un mensaje, yo le dejo la bendición, y siempre hablamos después de las etapas", contó al respecto.

Por su parte, se refirió a cuál título ha sido más especial para la familia entre el Tour de Francia de 2019 y el Giro de Italia de 2021: "Los dos fueron especiales, pero sin duda el Tour, porque al igual que el accidente, pensamos que iba a llegar pero que iba a tener un proceso más largo y cuando ganó, no pensamos que fuera ya. Tengo un súper hijo, un superhéroe".

Una de las situaciones más frágiles en la carrera de Egan Bernal, tuvo que ver con el accidente que sufrió a principios de año en uno de los entrenamientos contrarreloj al estrellarse con la parte trasera de un bus en Gachancipá.

Flor, reveló la manera en la que se enteró del accidente de su hijo: "Yo ese día estaba montando bicicleta, me llamaron y me dijeron que Egan 'tuvo una pequeña caída y vamos para la clínica', ahí entendí que no era tan pequeña, si iban a la clínica era algo grave. Llegué y dijeron inicialmente que se había partido el fémur, luego tuve la oportunidad de verlo y le di mi bendición antes de entrar a cirugía, después salió el médico y nos dijo la gravedad. Si a una mamá le dicen, 'su hijo tiene la fortuna de estar vivo', para mí era la bendición más grande. Pero cuando me dice, 'el riesgo es que puede quedar en silla de ruedas', eso derrumba a cualquier mamá, estábamos en familia y solo quedaba orar y darle el ánimo que necesitaba", dijo.

A su vez, habló de los días difíciles en la clínica en los que cada día se le encontraba a Egan una nueva lesión, aunque el ciclista siempre sacó la fortaleza e incluso impregnó a sus familiares.

"Era algo muy desconcertante, pasaban días y le seguían encontrando fracturas. Sentirlo tan débil, tan frágil, era algo muy duro. Pero salió de la clínica, es un niño muy fuerte mental y corporalmente, al punto que yo como mamá quisiera estar fuerte y darle ánimo, era él el que me terminaba dando ánimo a mí. Estuvimos en la casa cuidándolo hasta que inició a montar bicicleta. Lo bueno es haber estado todo el tiempo con él, estar unidos en familia, que es lo que más vale, el amor", destacó doña Flor.

La recuperación de Egan Bernal impactó a sus familiares y en general a todo el país. Incluso, Flor contó cómo se produjo la primera vez que Egan volvió a caminar y ella no se encontraba con él en casa.

"Mi hijo sorprende todos los días, era impresionante su capacidad de mejorarse, la fuerza mental que tenía, verlo con esos dolores y no se quejaba, sabía manejar muy bien la situación. Egan nos sorprendió a todos, a los médicos, el cirujano, a todos. El primer día que él caminó, él se quedó en su silla de ruedas y yo salí y cuando abrí Instagram, él caminando saliendo de la casa. Yo no lo podía creer, dije 'es en serio, es mi hijo' me sorprendía, no teníamos cómo entender esa capacidad de él, con 20 huesos rotos y hacer las cosas de una. Comenzar a montar bicicleta, pocos días en rodillo, salir a la calle, y ese día esa rodada la disfrutamos todos como núcleo familiar, fue la más especial de la vida", reveló Flor Marina.

Finalmente, Flor resaltó lo que significa ser la mamá de un campeón como Egan Bernal, sin dejar de lado a su hermano Ronald, ambos bendiciones para su vida.

"Me siento la mamá del vientre bendecido, me siento muy agradecida con Dios por traer al mundo a mis dos hijos, porque son campeones, siento mucho orgullo de ser la mamá de ellos, no por los títulos sino porque es un gran ser humano, es un gran hijo y ese es mi orgullo", dijo al respecto.

"Siento que es el mejor hijo del mundo, es un buen ser humano, de corazón inmenso, un niño noble, muy especial con su papá y su hermanito, diría que es un gran hijo en todo el sentido de la palabra", añadió sobre cómo es Egan Bernal como hijo.

 

 

 

 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir