Wimbledon

Su sueño era ver a Federer y terminó alentando a María Camila Osorio

Un colombiano estuvo apoyando a Daniel Galán y María Camila Osorio en sus históricos triunfos. El bogotano nos contó su odisea para llegar a Wimbledon

Diego Nova y María Camila Osorio /

"Esto es otro mundo". Diego Nova es un médico radiólogo colombiano que llegó a Barcelona en 2013 a hacer su especialización. Es aficionado al fútbol y al tenis y ha tenido la oportunidad de asistir a eventos como el Roland Garros de 2017 y 2020, el Mundial de Rusia 2018, partidos de Barcelona y Juventus, entre otros. Sin embargo, tenía un sueño pendiente y era ir a Wimbledon a ver a Roger Federer, pero conseguir boletas es toda una odisea.

Desde que se instaló en España ha aplicado al sorteo año a año para tener acceso a la compra de boletas. Solo en 2016 le llegó la posibilidad, aunque en canchas secundarias para la segunda semana. Allí solo se iban a jugar dobles y categoría junior por lo que no valía la pena la inversión. En 2021 la tarea parecía imposible, pues en 2020 se canceló el torneo y en abril de este año anunciaron que no se realizarían sorteos de boletería.

Todo cambió entre mayo y junio de 2021 cuando aprobaron que en Wimbledon se realizaría una prueba a cargo del Government Events Research Programme (ERP) y las canchas principales tendrían aforo del 50%. Diego lo intentó una vez más y 17 de junio era el día indicado. Cinco minutos antes se enteró que la compra solo se podía hacer para personas con tarjeta de crédito británica y con conexión IP desde el Reino Unido. Además, tocaba tener activa la opción de "recibir mensajes comerciales", eso ayudó porque muchas personas ni se enteraron que podrían acceder a la web.

El bogotano se comunicó rápidamente con un amigo en Inglaterra, le dio su usuario y milagrosamente logró comprar una boleta para la cancha central el día 30 de junio. El valor fue de 97 libras esterlinas ($502.000 pesos colombianos). Para llegar a Londres debía hacerlo mínimo 5 días antes por ir de España, si viajara desde Colombia lo obligatorio son 10. Diego es ciudadano español desde 2019 y no necesitaba visa.

Antes de salir de España le hicieron gratis la prueba PCR gracias a que es un trabajador de la salud. Por el tiquete Barcelona – Londres pagó 70 euros ($311.000). El hotel en Chelsea costó 44 libras ($227.000) por noche y no podía salir. El día 2 de estadía debía hacerse la prueba PCR y enviar el resultado por correo a las autoridades sanitarias. La prueba definitiva era la del día 5 de haber llegado, de ahí dependía todo, si salía positivo no podría ir a Wimbledon. Afortunadamente salió negativo y ya era libre para salir. Costo de las pruebas: 150 libras ($776.000).

Las noticias buenas siguieron cuando abrieron venta libre de boletería y consiguió una para el 29 de junio en cancha central a 87 libras ($450.000). Justo ese día pudo ver a su ídolo Roger Federer en lo que llaman popularmente "el jardín de su casa". El "reloj suizo" ha ganado Wimbledon en 8 oportunidades, aunque tuvo un partido difícil y su rival Adrian Mannarino se retiró en el quinto set. Adentro una cerveza vale 4.90 ($25.000) y los snacks, salchichas y demás comidas rápidas van por el mismo precio.

Hoy Diego tenía un dilema, Djokovic jugaba a la misma hora de Daniel Galán. El médico de 35 años anduvo de una cancha a la otra porque tenía acceso a las dos. El serbio derrotó a Kevin Anderson rápidamente y Diego alcanzó a llegar a los últimos games donde el colombiano derrotó a Coria. El platillo fuerte no fue el partido de Fognini, fue alentar a María Camila Osorio que tuvo grandes problemas físicos ante Aleksándrova.

Diego compró el tradicional Gintonic Wimbledon con fresas a 7 libras ($36.000). Por ser una ocasión especial valía la pena el "gustico" y no alcanzaba para la media botella de champaña que cuesta 40 libras ($207.000). Diego alentó a María Camila todo el tiempo y se encontró con otra colombiana que trabaja en el lugar vendiendo salchichas, la jove nacida en Armenia se pegaba sus escapaditas para ver el partido.

Al final María Camila Osorio se desahogó con Diego y le contó que le duele la espalda, la zona lumbar y que llegaría a ponerse hielo, "estaba tiesa". Diego Nova cumplió su sueño al ver a Federer, pero terminó vibrando con sus compatriotas Daniel Galán y María Camila Osorio.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir