Fórmula 1

Charles Leclerc celebra la Pole en casa, tras ser el más rápido en Mónaco

El líder de la Fórmula 1, Lewis Hamilton, saldrá este domingo desde la séptima posición.

Charles Leclerc es el primer corredor nacido en Mónaco que gana la Pole de este Gran Premio. /

Charles Leclerc (Ferrari), a pesar de accidentarse en el último giro de la calificación, saldrá primero este domingo en el Gran Premio de Mónaco, el quinto del Mundial de F1, tras firmar la primera 'pole' de un monegasco en las calles de Montecarlo; donde su compañero español Carlos Sainz saldrá cuarto y el inglés Lewis Hamilton (Mercedes), líder del certamen, séptimo.

Leclerc -cuyo accidente, sin consecuencias, provocó la bandera roja, a 18 segundos del final, y aceleró el final de la sesión- cubrió los 3.337 metros de la estrecha y sinuosa pista urbana del principado de la Costa Azul en un minuto, diez segundos y 346 milésimas, 230 menos que el holandés Max Verstappen (Red Bull). Pero se bajó con sensaciones encontradas del coche rojo, ya que su felicidad contrastaba con la incertidumbre de que una posible sustitución de la caja de cambios que le pudiese hacer perder cinco puestos en parrilla.

Leclerc, de 23 años, firmó su octava 'pole' en la categoría reina y relegó al segundo puesto a la otra estrella de la 'Next Gen', Verstappen, de idéntica edad; que, al igual que los que aún estaban rodando cuando se produjo el accidente -justo después de la zona de la piscina-, se marchó la sensación de que aún podían aspirar a más.

Entre ellos, su colega Sainz, que, a pesar de firmar su mejor puesto en parrilla en Mónaco y apuntar desde él al podio, se marchó "muy cabreado", pues aspiraba a sacar "dos o tres décimas" en su último intento.

Bastante peor le fue a su compatriota Alonso. El ovetense cayó en la primera ronda (Q1) y saldrá decimoséptimo.

Sainz arrancará desde la segunda fila, al lado del finlandés Valtteri Bottas, tercero con su Mercedes; y por delante del mexicano Sergio Pérez (Red Bull), que acabó quinto y largará desde la tercera hilera, por delante del inglés Lando Norris.

A pesar del extraño desenlace, fue un gran día para la Fórmula Uno. Porque sin Ferrari y sin Mónaco no se entiende su esencia. Y Ferrari brilló de nuevo en el principado de la Costa Azul.

La 'Scuderia' ya había dominado la jornada de entrenamientos del jueves en las estrechas y sinuosas calles monegascas, con Leclerc marcando el giro rápido y Sainz segundo en la tabla de tiempos. Hamilton, séptuple campeón del mundo y líder del certamen -que saldrá séptimo, tras una jornada para el olvido, tras la cuál se quejó de que "nada" funcionó- había sido tercero, por delante de Verstappen: segundo en el Mundial, a 14 puntos del astro inglés.

Pero gran parte de la partida que se resolverá este domingo en la legendaria pista de la Costa Azul -a la que está previsto dar 78 vueltas, para completar un recorrido de 260 kilómetros- se iba a decidir este sábado en la calificación. Vital, en un circuito en el que es extremadamente difícil adelantar.

Antes de la cronometrada principal, Verstappen lideró el tercer ensayo, por delante de los Ferrari: con 47 milésimas sobre Sainz y con dos décimas y media sobre Leclerc. En una sesión con dos accidentes, sin mayores consecuencias, que motivaron sendas banderas rojas: el del canadiense Nicholas Latifi, de Williams, escudería que festeja su Gran Premio 750 en F1; y el del debutante Mick Schumacher (Haas), hijo de Michael Schumacher -cuyo récord de siete Mundiales igualó en 2020 Hamilton-, que provocó la conclusión anticipada, dos minutos antes de la hora, del ultimo entrenamiento.

Mick no salió en la calificación, en la que, como era de esperar, su compañero ruso Nikita Mazepin quedó eliminado en la primera ronda (Q1). En la que también quedó fuera Alonso, decimoquinto, por la mañana, en el último ensayo. Saldrá decimoséptimo, readaptándose aún a la categoría, de la que estuvo ausente dos años. Y en la que firmó dos de sus 32 victorias -todas las que cuenta España- en Mónaco: en 2006, el año que revalidó título con Renault; y en 2007, con McLaren.

En la Q2 se quedaron fuera el finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo), el último campeón mundial de Ferrari (2007) y el australiano Daniel Ricciardo (McLaren), ganador en Mónaco en 2018 saliendo desde la 'pole'.

'Checo', octavo el jueves -después de haber sido el más rápido en la primera sesión- y que había sido quinto en la última sesión libre, pasó el corte sin problemas para acabar en esa posición una jornada tras la que Verstappen se le abre la posibilidad, como mínimo, de recortar un buen puñado de puntos respecto a Hamilton, que después de aumentar a cien su propio récord histórico de 'poles' en Barcelona elevó a 98 su otra gran plusmarca, la de victorias.

El espectacular y excéntrico campeón de Stevenage, que se quejó de problemas durante toda una sesión en la que "nada funcionaba" y comparó su 'flecha plateada' con un deslizante coche de rallys, tendrá prácticamente imposible reeditar su triunfo de 2019, la última vez que se corrió en Mónaco. Un Gran Premio cancelado el año pasado a causa de la pandemia.

Hamilton firmó ese día su tercer triunfo en las calles de Montecarlo. La mitad de las que logró el malogrado Ayrton Senna. Pero que le convierten en el más laureado de los pilotos en activo en el mítico circuito de la Costa Azul.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir