El derecho del adiós: pacientes en Italia se despiden por videollamadas

La campaña 'El derecho a decir adiós' permite que en Italia muchos abuelos aislados por el covid-19 puedan despedirse de sus seres amados.

()

Lorenzo Musotto, concejal de Milán, Italia compartió la iniciativa que recaudó miles de tablets para un hospital y un hogar de ancianos.

En italia, donde, desde hace semanas se vive uno de los momentos más duros a causa de la extensión de coronavirus, que ha dejado más de 3.000 muertos y aproximadamente 30.000 infectados, en menos de un mes, el jefe del Hospital San Carlo, aseguró en entrevista que muchas personas que ingresan al hospital por el virus se quedan sin despedirse de sus seres amados: “el dolor de las personas que ingresaron al hospital y que se internaron en total soledad y aislados de sus familias y amigos, conscientes de lo que estaba a punto de suceder y la falta de medios tecnológicos para que pudiesen hacer videollamadas con sus familiares."


Esta entrevista fue la que hizo que el Partido Demócrata en la zona 6 de Milán iniciara con ‘El derecho a decir adiós’ una campaña que llamó la atención de muchas personas y con la que se recaudaron tablets para cientos de pacientes que hoy, están aislados por el virus.

Mussoto, que compartió la historia a través de su Facebook, aseguró: “Compramos tablets para donar al hospital y a un hospicio de ancianos para permitir que los enfermos puedan saludar a sus seres queridos por última vez”.

El concejal que ha estado en cuarentena por haber tenido contacto con un amigo enfermo con covid-19, además escribió que se sentía culpable por estar en su casa mientras miles de personas en toda Italia están trabajando y luchando incansablemente contra el coronavirus.

“La idea de no poder decir adiós me duele más que la muerte misma y hay otras residencias para ancianos, hospitales y hospicios donde ya no existe la posibilidad de decir adiós”, escribió Musotto.

Para el político es un derecho poder decir adiós, por eso, contribuyó con la iniciativa que une, en sus ultimos momentos, a los enfermos terminales del covid-19 con los que más aman.

Cargando