Víctimas de minas antipersona aumentaron en un 245% en el último año

Gobierno destaca ante la comunidad internacional resultados del desminado humanitario pero alerta por accionar de nuevos grupos armados.

El alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos confirmó que si bien se venía registrando una disminución de hasta 7 veces el número de víctimas de minas antipersona en Colombia desde el año 2012 al 2017, se presenta un alarmante incremento de los afectados por estos explosivos en el último año.

En su intervención durante la Reunión 17 de Estados Parte de la Convención de Ottawa sobre la destrucción de Minas Antipersonal en Ginebra, Suiza, destacó os resultados del programa de desminado humanitario en el país, evidenciando que desde el año 2012 hasta el año 2016, "Colombia registra una disminución significativa en el número de víctimas civiles y de fuerza pública".

El comisionado Ceballos confirmó que se pasó de 295 víctimas civiles a 37, y de 294 víctimas fuerza pública a 52 respectivamente, "de tal forma que la disminución porcentual se refleja en un 700 %".

Sin embargo, "durante el intervalo de 2017 y 2018 el comportamiento de disminución se ha modificado, con tendencia al aumento, dado que el número de víctimas a 31 de octubre de 2017 fue de 46 y para el mismo periodo de tiempo en el 2018 fue de 113 víctimas, es decir, un aumento del 245 %".

Lamentó que cambió la tendencia y el número de víctimas civiles viene siendo mayor con relación a los miembros de la fuerza pública. "Por cada tres civiles víctimas de estas mortales trampas, estamos registrando una víctima miembro de la fuerza pública que es lesionada en cumplimiento de su deber".

Frente a este panorama, el alto comisionado de Paz afirmó que estas tendencias se deben a la migración de Grupos Armados Organizados (GAO), y el surgimiento de otras estructuras delincuenciales organizadas en disputa de economías ilegales, que vienen utilizando estos explosivos para el control en territorio y para evitar, entre otros, la erradicación de cultivos ilícitos.

Aclaró que los lugares donde se ha presentado la accidentalidad, "no corresponden a zonas en las que se adelantan operaciones de Desminado Humanitario. Se trata de los territorios que aún padecen el flagelo de la presencia de Grupos Armados Organizados (GAO) como el ELN".

El gobierno asegura que avanza en las acciones para la reparación a estas víctimas y programas para proteger y garantizar los derechos de los sobrevivientes, que incluyen que 2.444 personas afectadas hayan sido afiliadas al Sistema General de Seguridad Social en Salud.

Así mismo, 135 víctimas han accedido voluntariamente a la atención psicosocial, mientras que 1.050 cuentan con registro de localización y caracterización de discapacidad.

Ante la comunidad internacional el Gobierno afirmó que seguirá trabajando en los programas para contribuir, "con el respeto, la dignificación, la construcción de una paz cotidiana, que promueva el apoyo a iniciativas autosostenibles y replicables en todo el territorio nacional", para el beneficio de los sobrevivientes de las minas antipersona en el país.

Cargando