Este año no celebrarán la navidad en Nazaret, donde creció Jesús

Su alcalde rechaza la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, hecho que hoy genera concurridas protestas de palestinos.

Tensión, incertidumbre y violencia se ha generado en el Medio Oriente después de que Estados Unidos decidió reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, dejando a un lado el status quo había sido respetado por la comunidad internacional desde 1967.

Una de las reacciones más drásticas se ha visto en la ciudad de Nazaret en donde el alcalde, que es musulmán, suspendió las fiestas de Navidad.

“Nuestra identidad y fe no están en debate. Trump se ha llevado la alegría”, señaló Ali Salam ante el diario Times of Israel. Justificando de esa forma la cancelación de varias festividades en una de las ciudades más importantes, y en donde según la Biblia, transcurrió la infancia de Jesús.

Mientras que en Belén decidieron apagar de forma permanente las luces del principal árbol de Navidad de la ciudad que habían sido encendidas en una concurrida celebración el pasado 3 de diciembre.

En esos y otros lugares del Medio Oriente continúan las protestas de ciudadanos palestinos y musulmanes, las más grandes en países como el Líbano y Jordania en donde este viernes más de 10.000 personas salieron a manifestarse frente a las grandes mezquitas. Considera que Trump llevó a cabo una gran agresión contra los palestinos y hacen un llamado a la unidad. Además de pedirles a las personas que se movilicen frente a las diferentes embajadas de Estados Unidos en el mundo.

Las celebraciones de Navidad también se han visto marcadas por los llamados del grupo Hamás y de organizaciones terroristas para llevar a cabo una nueva intifada en señal de rechazo a la decisión de Estados Unidos. Sus líderes invitan a los jóvenes a luchar por la libertad de Jerusalén y a tomarse la parte ocupada por Israel.

Esto ha llevado al aumento de las tensiones y ha puesto en evidencia la fragilidad del cese del fuego que existe en el conflicto árabe-israelí. Durante la semana se han presentado ataques por parte de ambos sectores y bombardeos que las fuerzas armadas de Israel han negado. Se cree que hay por lo menos cuatro palestinos muertos y varios cohetes interceptados.

Cargando