Fiscalía y Procuraduría investigan señalamientos contra la Supersubsidio

Griselda Restrepo niega que la entidad sea un fortín político y que procesos por manejos indebidos en las cajas de compensación estén engavetados.

En un documento de 47 páginas que le entregó a su sucesor, la hoy exsuperintendente delegada para la responsabilidad administrativa y medidas especiales de la Superintendencia de Subsidio Familiar, Jeannette Benítez, consignó graves acusaciones contra quien era su jefe, Griselda Janeth Restrepo.

El documento habla de una “práctica perversa” entre la superintendente y la delegada de Gestión, Diana Vélez, a quienes señala de intimidar a los directivos de las cajas de compensación para luego “llegar a “acuerdos” con los potenciales investigados”, cuyo casos pasan a un proceso de plan de mejoramiento “para luego desaparecer definitivamente”.

Según la denunciante, ella “la superintendente procedió a separarme del cargo con la única intención de evitar el fallo que se venía venir sancionando a la directora de Sucre”, se refiere a Erika Ahumada, directora de Comfasucre.

“La directora Erika Ahumada maneja recursos mensuales por $5.000.000 millones sin control alguno y le da los contratos de prestación de servicios a empresas, fundaciones e IPS recomendadas del Secretario del Partido Liberal Héctor Olimpo Espinosa”, insiste la denuncia que también le fue entregada a la oficina de Control Interno y al sindicato.

En diciembre de 2008 Jeannette Benítez de Arévalo era la directora de Caprecom Bogotá, cargo del que fue retirada según Cambio Radical como presión del gobierno Uribe por no apoyar el referendo que buscaba la reelección del mandatario.

Caracol Radio habló con la Superintendente de Subsidio Familiar, Griselda Janeth Restrepo. La funcionaria aseguró que llegó al cargo porque el presidente Juan Manuel Santos conocía su hoja de vida, “porque cuando fui secretaria de Gobierno del Valle él era ministro de Defensa y nos veíamos con frecuencia por todo lo que pasó en esa época en el Valle. Además yo fui asesora del ministerio”.

La abogada, quien fue senadora, dos veces representante a la Cámara y candidata a la alcaldía de Palmira por el partido Liberal, negó que la entidad sea un fortín de su partido o de otras colectividades, aunque reconoce que cuando llegó al cargo pidió que le dieran libertad para hacer algunos nombramientos como el del esposo de su prima Rubén Darío Córdoba.

“Por qué no lo podía nombrar si uno busca trabajar con las personas de confianza. Lo conozco desde que estábamos en el colegio, además su hoja de vida está calificada para el cargo”, aseguró Restrepo al defender que sea este contador público quien lidere el equipo que le hace la vigilancia a la intervenida Comfasucre.

Negó que la salida de Jeannette Benítez fuera una estrategia para frenar una posible sanción contra Erika Ahumada la directora de Comfasucre, “porque ese proceso apenas está para pruebas, como lo consigna el informe de la doctora Benítez”.

El pasado 17 de febrero la propia Superintendente radicó en procuraduría un escrito en el que da respuesta a los señalamientos que le hizo Benítez, al tiempo que pidió a la fiscalía que investigue a la exfuncionaria por calumnia e injuria.

Un dato curioso del documento de la exdelegada Benítez es que asegura que existe una persecución por parte de la Superintendente Restrepo contra Comfenalco Valle y pide garantías para que los directivos se puedan defender. Un mes atrás por esos mismos hechos la Procuraduría multó al director de la caja, Felice Grimoldi, y lo inhabilitó 6 años para ejercer cargos públicos.

La investigación contra Comfenalco Valle la abrió la propia Benitez el 11 de mayo de 2015 y ella misma el 10 de diciembre declaró una nulidad, que tiene el proceso a puertas del archivo.

El próximo martes en la noche el Comité Cívico de Palmira tiene previsto realizar un reconocimiento a la Superintendente “por su gestión y trayectoria pública”.

Cargando