Obama recorrerá el sábado en tren la misma ruta de Lincoln en 1861

Se espera que "miles" de agentes de 40 departamentos policiales vigilen la ruta de unos 220 kilómetros entre Filadelfia y Washington

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, recorrerá este sábado en tren, y bajo fuertes medidas de seguridad, parte de la ruta sobre la cual en 1861 Abraham Lincoln llevó a Washington un mensaje de renovación política para el país

La historia de Estados Unidos está repleta de imágenes de mandatarios dando discursos desde un tren pero, en víspera de su investidura el próximo martes, el presidente electo hará el recorrido para evocar al emancipador de los esclavos, reiterando su propio mensaje de "cambio"

"Siempre ha evocado la memoria de Lincoln y ahora lo hace de forma muy explícita siguiendo su ruta hacia Washington. Ambos son figuras transformadoras: Lincoln fue el gran emancipador y Obama representa el sueño de los afroamericanos de ser participantes plenos en la vida nacional", dijo Allan Lichtman, profesor y experto en política de American University

"Ambos asumieron la presidencia en momentos difíciles para el país y ambos son artífices de una nueva era política", agregó

Al igual que Lincoln, Obama hizo su carrera política en Illinois, donde además lanzó su campaña electoral desde el Capitolio estatal en Springfield

Siguiendo los pasos de Lincoln, Obama y su familia iniciarán en la estación de la calle 30 de Filadelfia el último tramo de la ruta que realizó Lincoln en febrero de 1861

Y lo hará en plena era digital, en vez de las fotografías en blanco y negro de entonces, con discursos, actos políticos y baños de multitudes, pensados para la televisión, con paradas programadas en Wilmington (Delaware), Baltimore (Maryland), y su destino final en Washington

El recorrido en un tren contratado de la compañía Amtrak, denominado en inglés "Whistle Stop Train Tour", en alusión al silbato de las antiguas locomotoras a vapor, comenzará en Filadelfia porque fue allí donde Lincoln dio un discurso ya camino a su investidura

Lincoln no paró en Wilmington, pero los Obama sí se detendrán para recoger al vicepresidente electo, Joe Biden, y su familia

Biden es un rostro muy conocido en los rieles porque, como senador de Delaware, viajó en tren, todos los días y durante 36 años, a Washington

"Honest Abe" hizo su recorrido desde Illinois en doce días, pero Obama lo comprimirá en uno solo y en medio de una vigilancia policial sin precedente

Aunque el Servicio Secreto asegura que no hay amenazas contra Obama, la presencia de dignatarios y la investidura del primer presidente negro en la historia de la nación obligan a tomar precauciones

Así, miembros del Servicio Secreto, las Fuerzas Armadas y los departamentos de policía locales y estatales colaborarán en las tareas de seguridad de la investidura y los actos periféricos que comienzan con este recorrido en tren

Se espera que "miles" de agentes de 40 departamentos policiales vigilen la ruta de unos 220 kilómetros entre Filadelfia y Washington, tomando en cuenta que en cada parada habrá multitudes

Quienes deseen comprar un boleto para subirse al tren del binomio presidencial, no podrán hacerlo. A Obama lo acompañan un selecto grupo de periodistas y 41 estadounidenses de a pie previamente invitados que, durante la campaña, compartieron sus historias de lucha con él

"Tendremos a 16 familias de 15 estados. Queríamos tener a un grupo representativo de la riqueza del tejido cultural del país y que tuviese historias conmovedoras", explicó a Efe Melanie Roe, miembro del Comité Inaugural Presidencial (PIC, por su sigla en inglés)

Entre los invitados, agregó, estará la mexicoamericana Rosa Mendoza, una maestra de Las Vegas (Nevada) y, como lo fue Obama en sus inicios en Chicago, una activista comunitaria, y Juliana Sánchez, una viuda y madre de dos hijos, de Albuquerque (Nuevo México)

Sánchez, una trabajadora de salud, figuró en el publirreportaje que la campaña de Obama emitió en horario de máxima audiencia el 29 de octubre pasado, antes de las elecciones, en el que habló de las vicisitudes para sobrevivir en plena crisis económica

También estará Gregg Weaver, un conductor de los trenes en que viajó Biden, y será precisamente él quién tenga la tarea de presentar al vicepresidente electo ante el público

Además del simbolismo, el viaje también tiene cuestiones prácticas. El sector de transporte espera que, con este golpe publicitario, el entrante Gobierno de Obama llame la atención sobre la urgencia de invertir más en la infraestructura nacional, en especial en mejoras al transporte de las masas.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir