Estados Unidos declara la entrada en vigor del TLC con Perú

El Gobierno saliente de EE.UU declaró la entrada en vigor del pacto comercial con Perú, pese a las objeciones de los principales negociadores demócratas y los sindicatos.

El Gobierno saliente de Estados Unidos, a falta de cuatro días para dejar el poder, declaró hoy la entrada en vigor del pacto comercial con Perú, pese a las objeciones de los principales negociadores demócratas y los sindicatos. Cuatro días antes de abandonar la Casa Blanca, el presidente George W. Bush certificó que las modificaciones a su legislación llevadas a cabo por Perú adecúan su normativa a las cláusulas del Tratado de Libre Comercio. La vigencia del pacto comenzará el 1 de febrero, según informó de la Oficina de Comercio Exterior de Estados Unidos (USTR, en inglés). La proclama presidencial supone un alivio para el Gobierno de Perú, que había apresurado esta semana a su Parlamento para que aprobara los cambios legales pendientes, pues temía que la administración del presidente electo Barack Obama se tomara su tiempo para dar el visto bueno. Algunos de los aliados de Obama manifestaron esta semana su insatisfacción con los pasos tomados por Perú. Los presidentes del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, Charles Rangel, y del subcomité de Comercio, Sander Levin, instaron ayer a Bush a no verse movido por "cualquier plazo artificial" y a atrasar su decisión. Arguyeron específicamente que las leyes laborales adoptadas el año pasado socavan las medidas para impedir que los empresarios usen la subcontratación para bloquear la formación de un sindicato. Rangel y Levin fueron los negociadores demócratas principales con los que la Casa Blanca acordó nuevos capítulos laborales y medioambientales para el tratado, lo que liberó el camino para su aprobación en el Congreso a finales del 2007. Del mismo modo, una coalición de organizaciones sin fin de lucro, incluida la principal central sindical de Estados Unidos, AFL-CIO, afirmaron esta semana que las leyes peruanas aún no son acordes con las disposiciones del acuerdo. Mantienen, por ejemplo, que la reciente ley forestal peruana puede provocar una deforestación a gran escala. "Nos preocupa mucho que las cláusulas del tratado sólo han sido implementadas parcialmente" en Perú, dijo a Efe Stephanie Burgos, una representante de la asociación humanitaria Oxfam. No obstante, Bush hizo caso omiso de estas peticiones y dio luz verde al pacto, después de que en su discurso de despedida como presidente alertara del peligro de que en un momento de crisis Estados Unidos se aferre al proteccionismo. Para Susan Schwab, la representante de Comercio Exterior de Bush, la entrada en vigor del tratado con Perú es una guinda a su gestión, empañada por la oposición tenaz en el Congreso al TLC de Estados Unidos con Colombia. "La proclama de hoy marca un hito importante en nuestra relación con Perú, uno de nuestros aliados más solidos en América Latina", destacó Schwab en un comunicado. Estados Unidos cuenta con acuerdos de libre comercio con México, Chile, América Central y República Dominicana. También ha firmado pactos con Colombia y Panamá, pero su futuro está en el aire debido a su falta de popularidad en el Congreso estadounidense, dominado por los demócratas, que debe ratificarlos para que entren en vigor. Perú ya se beneficia de un acceso privilegiado al mercado estadounidense gracias a la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de Drogas (ATPDEA, por su sigla en inglés), pero el tratado comercial hace permanentes esas ventajas, por lo que el Gobierno peruano espera que atraiga más inversión a su país. Por su parte, las empresas estadounidenses gozarán desde hoy de una entrada libre de impuestos al mercado peruano para el 80% de sus manufacturas y para dos tercios de sus alimentos, según explicó la USTR. El resto de los aranceles se eliminará de forma paulatina. El acuerdo también contempla protecciones adicionales de la propiedad intelectual y de los inversores estadounidenses en Perú. El comercio entre ambos países asciende a casi 9.400 millones de dólares anuales y los partidarios del tratado creen que esa cifra aumentará gracias al mismo, aunque la crisis económica mundial posiblemente frustrará esas expectativas a corto plazo.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir