Lo más leído

  • Jacobo Bucaram no fue capturado en Medellín
  • ELN reconoce participación en desmanes contra CAI de la Policía
  • Recuperan lote invadido en Pereira donde funcionaba parqueadero
  • Cuatro empresas llegarán a Pereira a generar más de 10 mil empleos
  • La 'atrevida' foto de Carla Giraldo que tiene suspirando a sus fans
  • "Soy mala para posarle a la cámara": Greeicy en su sesión de fotos

El Príncipe Felipe da pésame en Quito a las familias de las víctimas del atentado de ETA

El Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, recordó hoy en una misa en Quito a los dos ecuatorianos muertos en atentado de ETA en Madrid el pasado 30 de diciembre, Carlos Alonso Palate y Diego Armado Estacio, de los que dijo que sus "sueños fueron truncados por el terrorismo".

El Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, recordó hoy en una misa en Quito a los dos ecuatorianos muertos en atentado de ETA en Madrid el pasado 30 de diciembre, Carlos Alonso Palate y Diego Armado Estacio, de los que dijo que sus "sueños fueron truncados por el terrorismo".

El heredero de la corona española, que se encuentra en Ecuador para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente, Rafael Correa, aprovechó la ocasión para pedir que la misa de doce de hoy, en la iglesia de Nuestra Señora de Guápulo, fuera en memoria de Palate y Estacio, cuyas familias asistieron a la ceremonia.

Al término de la misa, en una declaración a los periodistas, el Príncipe manifestó "el firme rechazo de la sociedad española al terrorismo".

Aprovechó su presencia en Ecuador para reiterar "el profundo pesar, el apoyo y la solidaridad a todo el pueblo ecuatoriano, sus autoridades y especialmente a las familias y a los allegados de las dos víctimas" de ETA.

"Ellos viajaron a España con ilusión y esperanza", dijo Felipe de Borbón de Palate y Estacio, antes de indicar que, "allí, pudieron empezar un sueño de una vida nueva, con nuevas oportunidades, y allí también contribuyeron al bienestar y al desarrollo de España".

"Lamentablemente, estos sueños fueron truncados por el terrorismo. Su recuerdo, el recuerdo de todas las víctimas del terrorismo, permanecerá siempre en nuestra memoria", recalcó.

Durante la misa, el arzobispo de Quito, monseñor Raúl Vela, aludió en la homilía al atentado de Madrid y se preguntó: "¿Hasta dónde llega la maldad del hombre?", al tiempo que afirmaba que "ya no se miden las consecuencias de los actos" y recordaba a Palate y Estacio y pedía a Dios que les conceda "la eterna bienaventuranza".

El arzobispo hizo referencia a los emigrantes ecuatorianos que viajan a España, "esa madre (...) que abre los brazos para acoger a los hijos desposeídos", y lamentó que, en el caso de los dos asesinados por ETA, fueran "a acabar allí su vida", aunque añadió que, para los cristianos, "ahora tienen (la vida) en la eternidad".

Tras un llamamiento para alcanzar la "hermandad y la paz", Vela manifestó su deseo de que Estacio y Palate sean las últimas víctimas del terrorismo en España y manifestó: "si sirve para acabar con el terror, bienvenida esa sangre derramada, bienvenido ese holocausto".

Previamente, antes de la misa, frente al altar de la iglesia de Guápulo, el Príncipe de Asturias saludó uno por uno a los familiares de Estacio y Palate que habían acudido a la ceremonia religiosa, y les ofreció sus condolencias, apoyo y solidaridad, en un gesto que fue agradecido por ellos.

De la familia de Estacio, se encontraban en la misa sus padres y su hermana, mientras de los Palate había acudido la madre, junto con los hermanos del fallecido y otros familiares.

Winston Estacio, padre de Diego Armando, dijo a Efe que viajará a España a finales de este mes con unos 25 familiares para concretar las ayudas que el Gobierno les ha ofrecido y agregó: "ningún beneficio que reciba servirá para recuperar la perdida de mi hijo, pero agradezco la solidaridad del pueblo español".

Los familiares de Palate, de origen muy humilde, también viajarán a España dentro de unas dos semanas y agradecieron el gesto del Príncipe de Asturias y la solidaridad y apoyo recibido de España.

A su llegada y a la salida del Príncipe de la iglesia de Guápulo, fue aplaudido por los miembros de la comunidad española y ecuatorianos que acudieron a la misa y otros que se habían concentrado frente a la puerta del templo.

Varios centenares de personas, muchas de ellas jóvenes, se acercaron Felipe de Borbón para darle la mano y saludarle, e incluso para sacarse fotografías junto a él.

Los momentos más emotivos se vivieron mientras los fieles se ofrecían mutuamente la paz, momento en que el Príncipe de Asturias, la secretaria de estado española de Cooperación con Iberoamérica, Trinidad Jiménez, y el canciller ecuatoriano, Francisco Carrión, se levantaron y se acercaron a las familias de los fallecidos.

La iglesia de Nuestra Señora de Guápulo es parte de un monasterio administrado por los franciscanos, fundado hace cuatro siglos por misioneros extremeños españoles en la quebrada que utilizó Francisco de Orellana para partir de Quito en su viaje de descubrimiento hacia la Amazonía.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir