Jóvenes

Programas de apoyo a jóvenes: ¿van en la dirección correcta

Panelistas plantearon que programas son acertados, no obstante, advirtieron que hace falta programas de fondo como un plan de empleo de emergencia.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

En Hora20 un debate para analizar hacia dónde se está dirigiendo nuestro modelo económico, esto a partir de las medidas que ha tomado en los últimos días el gobierno como respuesta a los reclamos de los jóvenes en el marco del paro nacional que se enmarcan en subsidios para empleo y vivienda, así como matrícula cero para educación superior. También una mirada a los efectos que generan los bloqueos en las vías del país en el proceso de reactivación de la economía, del aparato productivo y de la generación de empleo.

A medida que el paro nacional avanza, que las manifestaciones en las calles se mantienen y en el que los jóvenes son los verdaderos protagonistas, el Gobierno nacional empieza a responder con una serie de medidas que parecen ser temporales para poder detener lo que ha sido un estallido social de más de 20 días, para enfrentar una tasa de desempleo del 24 por ciento en jóvenes y que asciende al 30 en mujeres jóvenes; unos 3 millones de ninis y unas emociones centradas en la frustración, la rabia y la desesperanza, aparecen algunas respuestas.

Por un lado, está el anuncio de matrícula cero para estudiantes de estratos 1, 2 y 3 de instituciones de educación superior, técnicos y tecnológicos de carácter público, según el gobierno, este programa cobijará al 97 por ciento de los estudiantes en la educación superior y tendría un costo cercano a los $600 mil millones de pesos. Después, llegó el subsidio para unas 500 mil personas en formalización laboral, concentrado en asumir por parte del Estado el 25 por ciento de un salario mínimo, con lo cual se busca incentivar la contratación de jóvenes; con un costo cercano a los $90 mil millones de pesos. También se anunció el programa Jóvenes propietarios que consiste en el financiamiento hasta de un 90 por ciento para compra de vivienda de interés social, con tasas bajas de interés y $100 mil millones en respaldo. Por último, está el programa lanzado este miércoles enfocado en el sector rural, pues busca llegar con financiamiento de proyectos agropecuarios y agroindustriales entre los $80 y los $30 millones con una cobertura hasta del 100 por ciento en la financiación de los programas. Todas estas iniciativas del gobierno son temporales, por ejemplo, la matrícula cero será en un principio por 6 meses, mientas que los otros tendrán un año de duración.

Lo que dicen los panelistas

Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, planteó que las medidas están en la dirección correcta, pero que le preocupa que no se hagan en una negociación o como un acuerdo con el Comité. De otro lado, apuntó que lo que falta en el componente focalizado es un plan de empleo público de emergencia, “sí creo que hay capacidad de coordinación y de ejecución con autoridades territoriales que deben ser partícipes de la solución”, pues cree que parte de la financiación de este tipo de programas puede salir del dinero de las regalías.

En cuanto a la decisión de S&P de bajar el grado de inversión, explicó que hay tres grandes calificadoras de riesgo y “S&P reduce calificación de riesgo en deuda pública al país, para esa agencia ya no somos grado de inversión, somos en la práctica bonos basura”, por lo que aseguró que esto se debe entender como un campanazo de alerta ante las finanzas públicas y lo que pueda venir con otras calificadoras.

Ricardo Ávila, periodista, consultor, analista senior del diario El Tiempo, aseguró que un eventual programa de choque en generación de empleo tiene que ir de la mano de las alcaldías y el gobierno nacional, pues sostiene que es necesario generar oportunidades para que los jóvenes estén ocupados estudiando o trabajando, por lo que advirtió que se deben dar planes complementarios.

Para Esteban Piedrahita, presidente de la Cámara de Comercio de Cali, los anuncios del gobierno para los jóvenes son buenas señales, pero que en este momento le preocupa que por más que se trabaje en programas de empleo a nivel nacional o local, si el país continúa detenido va a ser muy complejo generar empleo. De otro lado, explicó que son muchos los empresarios de la ciudad dispuestos a contratar jóvenes, “estos incentivos de la reforma pueden ser importantes y ayudan a dar una luz”, puntualizó.

Cecilia López, exdirectora de Planeación Nacional, exministra, columnista, señaló que mientras el paro continúe, las medidas que se tomen no van a tener el suficiente impacto y advirtió que se debe estudiar a fondo cada subsidio y plan del gobierno, pues cree que no se pueden hacer anuncios sin estudiar cuál es el impacto o el costo que va a tener ese plan. Añadió que los niveles de pobreza de los jóvenes son de más del 50%; “eso quiere decir que el nivel de preparación de ellos es muy pobre, eso es un argumento fuerte para los empleos de emergencia”, los cuales plantea, no deberían competir con otro tipo de empleos.

Para María del Pilar López Uribe, economista, historiadora, profesora universitaria, los programas que se plantean son soluciones importantes, pero no son soluciones de los problemas estructurales, las definió como “a corto plazo y se responde bien, dado que necesita dar señales de que está oyendo”. Explicó que en puntos como el de la matrícula, el problema no es de demanda, es de oferta. “Se necesita aumentar lo cupos, hay una cantidad de estudiantes que aplican a universidades públicas, pero no logran entrar”, y puntualizó señalando que, si no se resuelve el problema estructural, en un año vamos a tener de nuevo protestas.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir