Salud y bienestar

Discapacidad

Más de 300 niños en condición de discapacidad se quedaron sin atención

El ICBF en Cartagena no ha renovado contrato con las Fundaciones e instituciones que atienden a esta población

El ICBF en Cartagena no ha renovado contrato con las Fundaciones e instituciones que atienden a esta población(Colprensa)

Cartagena de indias

No hay información oficial, sólo silencios, evasivas y unas cuantas estimaciones técnicas de los funcionarios del ICBF más osados que nos permiten inferir que no habrá contratación para la atención de los niños, niñas y jóvenes con discapacidad en el mes de diciembre y que los esfuerzos por continuar fortaleciendo capacidades dependen de los tiempos e intereses de algunos burócratas y no de las necesidades, deseos y derechos de los niños, niñas y adolescentes con discapacidad intelectual del país.

Entre el 29 y el 30 de noviembre se terminaron los contratos de la Modalidad para el Fortalecimiento de capacidades de niñas, niños y adolescentes con discapacidad intelectual y sus familias del ICBF con 58 operadores para la atención de 4.203 niños, niñas y adolescentes con discapacidad.

Al parecer no hay continuidad en la contratación, que los nuevos contratos no se van a firmar el 1° de diciembre, que se firmarán “después”.

Funcionarios de algunas regionales han informado que el problema al parecer es la confusión con el presupuesto que genera operar esta modalidad bajo la responsabilidad de dos direcciones: Infancia y Adolescencia y Juventud, situación que ha sido sentida por los operadores como entorpecedora de procesos.

Teniendo presente la disminución inminente de rubros para el programa en el año 2022, los operadores sospechan que pueda también ser una estrategia para bajar los costos. Cada semana sin contrato a nivel nacional implica una reducción de costos para el ICBF de aproximadamente 875 millones.

Con esto se genera inestabilidad laboral para los más de 1000 colaboradores de los operadores y sus familias.

Los procesos de formación a niños, niñas y adolescentes con discapacidad pueden tardar mínimo 11 años, por lo cual, y ante una mayor necesidad de apoyos, 24 meses se torna claramente insuficiente.

Con esto se afectan instituciones como la Fundación El Rosario o la Fundación Aluna con 351 niños.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad