Cerro Matoso impulsa semillero de operadoras mineras

“Semillero de Operadoras de Camión Minero”.

Yonelis Vergara tiene 22 años y habita en Centroamérica, corregimiento de Puerto Libertador, en Córdoba. Es madre cabeza de hogar y tiene dos hijos: María Fernanda, de 8 años y Santiago, de 5. Para brindarles a ellos un mejor futuro, ella se está capacitando como parte del grupo de 25 mujeres líderes de comunidades vecinas a la operación de Cerro Matoso, que desde diciembre del año pasado se están formando en el “Semillero de Operadoras de Camión Minero”. Esta iniciativa de la compañía, en convenio con el SENA, busca impulsar la generación de capacidades y continuar fomentando la diversidad y la inclusión.

“Hasta el momento el programa me ha parecido excelente. Estoy dando todo de mí. He tenido oportunidades de llegar acá a la mina, conocer el material, las rutas, qué riesgos se enfrentan. Estamos en teoría de vehículo liviano y esta semana iniciaremos con camión minero como copilotos”, asegura Yonelis, quien además explica que antes de iniciar las prácticas en la mina, estudiaron en detalles la estructura del camión minero: máquina, motor, cabina y diferentes controles.

Yonelis cambió de trabajar en “lo que le saliera”, por el deseo de operar maquinaria pesada, lo cual le genera pasión y la ha “enamorado”. La motivación la encuentra principalmente en su mamá, hermanos, y, especialmente, en su hija, quien la anima todos los días, ya que la recibe con miles de preguntas cuando llega de sus prácticas. “Ellos son el motor para seguir adelante”, manifestó.

Durante los nueve meses que dura la formación, que se compone de una fase teórica y otra práctica, estas mujeres líderes se capacitan y aprenden todo lo necesario para poder operar camiones “triple siete” de forma segura. Estos vehículos son de alto rendimiento, desarrollados específicamente para aplicaciones de minería, canteras y construcción con capacidad para mover grandes volúmenes de carga.

Ellas han llegado para dejar atrás los paradigmas, sobre todo en el sector minero que, históricamente, desde el punto de vista cultural, económico y hasta normativo, ha sido ocupado y liderado por hombres. Sin embargo, en los últimos años, las mujeres con su perseverancia, disciplina, liderazgo y tenacidad se han ido empoderado desde el sector y a través de la formación, demostrando que no hay trabajo, ni automotor, que les quede grande.

Yonelis Vergara / Cortesía : Cerro Matoso

Viviana Ruiz es otra de las participantes del semillero y, además, es la actual gobernadora de la comunidad indígena Zenú Unión Matoso del corregimiento de Pueblo Flecha, ubicado en el municipio de San José de Uré. Ella asegura que el tiempo que lleva en la formación ha fortalecido su autoconfianza: “Ahora sé que puedo llegar muy lejos si me lo propongo. En mi comunidad nunca pensaron tener una persona en un curso de camión minero y mucho menos una mujer. Tengo muchas expectativas de mostrar lo mejor de mí, demostrarle a mi comunidad que sí puedo”.

Asimismo, Viviana señala: “cuando estoy en campo es maravilloso, no me cambio por nadie en este momento. Voy a terminar con la ayuda de Dios con excelentes calificaciones para tener un futuro de trabajo en la mina o en otra empresa, pero ya tengo una orientación más centrada”. De igual manera, explica que el apoyo de su padre, su esposo y sus hijos ha sido fundamental en esta etapa para tener una visión hacia el futuro.

De la misma forma, para Luz Adriana Fuentes, vicepresidenta de la Junta de Acción Comunal de Bocas de Uré, participar en esta iniciativa es una oportunidad para salir adelante y demostrar el temple de la mujer cordobesa: “Este semillero es una gran oportunidad para aprender y empoderarme. También lo veo como un apoyo para trabajar en algo en lo que soy buena, salir adelante, sacar adelante a mi familia, mejorar mi calidad de vida y ser un ejemplo para las mujeres de que sí se puede. Además de mostrarle a la sociedad que para nosotras las mujeres no hay nada imposible. Así como los hombres pueden, nosotras también podemos”.

La idea del Semillero de Operadoras de Camión Minero nació del trabajo de un equipo liderado por las áreas de Mina y Preparación de Mineral, Asuntos Corporativos y Recursos Humanos de Cerro Matoso, con el apoyo del Comité de Diversidad de la compañía. Su objetivo es generar nuevas oportunidades para las mujeres líderes de las comunidades cercanas a la operación, quienes trabajan todos los días por el desarrollo intelectual, social y económico de cada una de las personas que las rodean.

Adicionalmente una vez culminada su formación, se proyecta darles la oportunidad a varias de ellas de trabajar en Cerro Matoso o en otras compañías mineras, ya sea para reemplazo de vacaciones o para ser parte de la operación, con el fin de que pongan en práctica lo aprendido y generen ingresos para sus familias.

De acuerdo con Eliana Calderón, gerente de Mina y Preparación de Mineral de Cerro Matoso, generar iniciativas que empoderen a las comunidades a través del crecimiento profesional de sus líderes es todo un hito, y así lo resalta: “Es muy gratificante llevar a cabo este semillero de 25 operadoras de camión minero, que son líderes de comunidades, eso lo hace aún más especial y significativo. Es un hito muy importante, ya que estamos dándoles la oportunidad no solo a las mujeres, sino también a las comunidades para que tengan las competencias necesarias para operar un equipo minero, porque serán ellas quienes en un futuro transmitan sus conocimientos”.

Según la gerente de Mina, otro ángulo importante de tener mujeres entrenadas para desarrollar este trabajo es que con los equipos diversos los resultados globales son mucho mejores: “Todos aportan desde sus capacidades, pero complementar las habilidades de unos y otros en campo, repercute directamente en la productividad”.

Cerro Matoso se preocupa por crear oportunidades que empoderen a las mujeres, quienes rompen paradigmas y estigmas sociales y de género en el sector minero, y qué mejor forma de hacerlo que a través de procesos formativos que generan crecimiento profesional y personal.

¨Cerro Matoso hace minería bien hecha y qué mejor referente podemos tener para motivarnos. Esta es una gran oportunidad que me acerca a lo que quiero ser, una gran operadora de camión minero. Quiero que mi hija me vea montada en un camión y se sienta orgullosa de que yo siendo mujer estoy logrando lo que siempre he querido. Sin duda yo me veo en nueve meses montada en un camión de Cerro Matoso¨, concluye Ana Eloísa Suárez, de la comunidad de Puente Uré.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir