“La Triple A fue saqueada desde el año 2000”: Fiscalía

Con contratos ficticios exdirectivos se habrían apropiado de 236 mil millones de pesos

El 4 de septiembre del año 2000, Inassa y la Triple A acordaron la entrega del 4.5% del recaudo mensual que esta última obtuviera por los servicios domiciliarios de acueducto, alcantarillado y aseo, para que la multinacional prestara una supuesta asistencia en gestión comercial, administrativa, operativa y técnica. Fue allí que “inició el saqueo” a juicio del fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez.

Según el alto funcionario, “la Fiscalía ha logrado detectar aparentes pagos fraudulentos” a través del cuestionado contrato de asistencia técnica por el que se habrían pagado hasta el 2017, un monto superior a los 236 mil millones de pesos y “todo indica que el objeto del contrato de asistencia técnica nunca se cumplió”.

Lea también: Inicia extinción de dominio a las acciones de Inassa en Triple A

“Los investigadores calculan que en 17 años de vigencia se habrían pagado el mencionado dinero, valor que actualizado con el IPC al cierre de agosto del año 2018 superaría los 329 mil millones de pesos, cifra cercana a lo que recauda el Distrito por impuesto predial anualmente”, expresó el representante del ente investigador.

“Hay evidencia que demostraría una supuesta desviación irregular de recursos con el fin de beneficiar a terceros, entre ellos las sociedades Canal Extensia S.A. -empresa del Grupo Español Canal Isabel II- y Slasa (compañía Panameña), que presuntamente recibieron los dineros en giros que llegaron a una cuenta de compensación en Miami (Estados Unidos)”, explicó Néstor Humberto Martínez.

El fiscal calificó ésta como “una maniobra financiera que garantizaba que parte de los recursos quedaran entre los socios y un porcentaje fuera destinado para los gastos operacionales de Inassa”.

Cargando