Expedición Atlántico

Santo Tomás, el obispo qué vino a servirle a los pobres siendo adinerado

Los habitantes del municipio de Santo Tomás le aducen milagros de sanidad

Santo Tomás de Villanueva, cuyo verdadero nombre era Tomás Idelfonso García Martínez Castellano. Nació en el año 1486 entre el 21 de noviembre y el 18 de diciembre en Fuenllana, un pueblo pequeño que queda a 3 kilómetros de Villa Nueva de los Infantes, era donde vivía la familia de Santo Tomás de Villanueva de ahí su anónimo. Aunque su familia era pudiente, muchas veces el muchacho andaba desnudo porque había dado sus vestidos a los pobres.

Los fundadores del municipio de Santo Tomás, que fueron españoles y de Villa de los Infantes decidieron escoger al arzobispo para colocarle su nombre a este por ser de su tierra, las referencias aún existente que tienen algunos historiadores de la parte por donde inicio el pueblo es la Ciénaga y el Camino de Becerra.

Pedro Vadillo, sociólogo, historiador y docente, nos narra cómo se escoge el nombre del pueblo.

“Los patrones los escoges es el pueblo, en este caso la gente pudiente, la iglesia acepta es la voluntad del municipio, se han construidos tres templos este último se terminó en el año 1937, las estatuas fueron traídas de Medellín diseñada en yeso”, Afirma el historiador Vadillo.

La vocación de Santo Tomás era servirles a los pobres, todo lo que tenia se los daba a ellos para su bienestar. Algunos habitantes del pueblo como Maria del Socorro Donado, manifiesta que el santo le hizo su milagro en el año 1980, cuando sufría de problemas de desorientación, dolores en su cuerpo y otros males, iba a los médicos y no daban con estas afecciones. Hasta que en una misa de un 18 de septiembre cuando se celebraba la fiesta de este patrono al salir de la reunión se sintió sana.

 

 

Cargando