Medellín no quiere ser un Silicon Valley, dice la corporación Ruta N

Precisa que el objetivo de los proyectos de innovación y tecnología es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Aunque muchos analistas consideran que Medellín, reconocida en el año 2012 como la ciudad más innovadora, podría convertirse en un Sylicon Valley, el Distrito de Innovación Ruta N, asegura que ese no es el camino.

Así lo manifestó en el Foro Económico Mundial para Latinoamérica el director Ruta N, Alejandro Franco Restrepo, al argumentar que el objetivo primordial de los proyectos de innovación y tecnología es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

"Independiente de que si es el Silicon Valley o sí es imitando lo que está pasando en Londres o en Israel, lo que tenemos que entender es que tenemos que desarrollar cuatro Pilares fundamentales: talento ilimitado, redes de conocimiento, infraestructura empresarial de ciencia, tecnología e innovación y que haya capital disponible", explicó el señor Franco Restrepo.

Agregó: "Lo que queremos es tener un modelo propio y aprendiendo de los del mundo se ajuste a nuestra realidad y nos permita mejorar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad".

Ante la inesperada afirmación de Ruta N, la directora del Consejo Global de Competitividad del Banco Mundial, Ana Isabel González, señaló que es primordial que la capital antioqueña construya los emprendimientos y las innovaciones de acuerdo a las necesidades del territorio.

"Me pareció una respuesta muy interesante porque yo creo que es correcto que cada ciudad tiene que encontrar cuáles son sus fortalezas y construir sobre la base de esas fortalezas, aprendiendo de las experiencias positivas de otras localidades; pero también dedicada a atender lo que son sus objetivos principales", puntualizó la señora González.

Hacía el 2018, el municipio de Medellín espera invertir 2 puntos del Producto Interno Bruto en actividades relacionadas con ciencia, tecnología e innovación.

Cargando