Especiales

Cómo la tecnología cambió la vida de los estudiantes colombianos

La irrupción del sector EdTech, emprendimientos basados en tecnología, transforma la educación en nuestro país en muchos sentidos: aprendizaje, calificaciones, enseñanza y administración de los colegios.

Cortesía : Shutterstock

Colombia

¿Quién no recuerda aquellos días de preparación de exámenes en los tiempos de colegio, con trasnochos y mucho café, tratando de entender qué cosa es un logaritmo o una derivada, o resolviendo los 40 problemas de matemáticas que el profesor dejó como tarea para el fin de semana? Las cosas han cambiado un poco, gracias a la tecnología. Hay aplicaciones y plataformas para casi todo: para aprender, para enseñar, evaluar estudiantes, certificarse y administrar una institución educativa. Los emprendimientos que pertenecen a la categoría conocida como Edtech son responsables, en buena parte, de ese mejor entorno educativo actual del que gozan las nuevas generaciones de colombianos.

Para implementar Inteligencia Artificial en procesos educativos, lo primero es recolectar datos de la forma como los estudiantes aprenden, y los datos más comunes son las calificaciones. “Pero esa es apenas la punta del iceberg”, dice Vicky Ricaurte, fundadora de Arukay, una de las empresas más destacadas en Latinoamérica en el segmento edtech.

Plataformas como las que ofrece Arukay utilizan los datos en un colegio para ofrecer reportes y analítica, que orientan a la institución sobre el desempeño de cada alumno. Arukay Learning Systmens contiene cuatro componentes que los colegios pueden aprovechar: Entrenamiento a profesores; una plataforma de gestión basada en machine learning para diseñar experiencias de aprendizaje más personalizadas; una malla curricular que incluye fundamentos en ciencias de la computación y lenguajes de programación; y por último, un sistema de reportes y analítica para monitorear el desempeño de los estudiantes.

Los exámenes tradicionales - los populares “quices”, han evolucionado. Antiguamente, el estudiante recibía como respuesta un feedback muy básico: “correcto” o “incorrecto”. Hoy es diferente. Arukay dispone de una base de datos con más de 5.000 preguntas, etiquetadas por indicadores de logros, tipo de habilidad (blanda o dura), estándares internacionales y rúbrica, “para identificar las dificultades de cada estudiante y que ellos las superen de manera personalizada”, explica Ricaurte.

Son cada vez más populares las aplicaciones para que los estudiantes preparan las pruebas de estado, los temibles exámenes del Icfes, llamados Puebas Saber 11 (que presentan los estudiantes de último año de secundaria) y Saber Pro (las que presentan quienes terminan sus estudios universitarios de pregrado). Una de ellas es OE Saber, se puede descargar de las tiendas de apps, y tuvo éxito hace poco con los primeros usos por parte de 6.000 estudiantes de 30 colegios públicos de Medellín. OE Saber responde a las cinco áreas evaluadas por el ICFES e identifica las competencias y componentes que debe dominar el estudiante para obtener un buen resultado en la prueba.

Existe una plataforma que se llama CareerBit, que ayuda a los estudiantes en su transición del colegio a la universidad. ¿Cómo los ayuda? mediante orientación para la elección de su carrera universitaria con base en datos del mercado laboral, sumados al análisis de intereses, habilidades y logros de los estudiantes. También permite a recién egresados de las universidades tomar decisiones más informadas sobre los empleos a los que pueden aplicar y las habilidades que necesitan desarrollar para obtener ciertos cargos o darle un giro a su carrera profesional. La reinvención profesional de la que tanto se habla hoy

Para las universidades

La startup Griky congrega a más de 40 universidades latinoamericanas, entre ellas EAN en Colombia, y empresas como Ecopetrol y Sura, en una red de lo que se conoce como “Aprendizaje para toda la vida” o aprendizaje permanente (lifelong learning). Allí hay más de 15.000 cursos de muy alta calidad (creados por algunos de los mejores proveedores mundiales de contenido educativo de orientación laboral y profesional, tales como cursos de negocios, liderazgo o tecnología), y las universidades pueden ofrecerlos a sus estudiantes, de manera abierta y asegurando la actualización permanente de contenidos, lo que les permite responder con agilidad a los cambios en el conocimiento que vivimos hoy. Griky y las universidades asociadas crean experiencias de aprendizaje fluido, flexible y personalizado, durante toda la vida. Con tecnologías inteligentes personalizan para cada estudiante tutorías y seguimiento al aprendizaje, contenido, certificados con blockchain y ofertas laborales concretas.

La plataforma uPlanner utiliza la nube para ofrecer servicios completos basados en Inteligencia Artificial y análisis de datos para gestionar los recursos educativos, evaluar el rendimiento de los estudiantes y generar alertas de posible deserción, que es uno de los dolores de cabeza más fuertes en la educación superior.

Para los docentes

El profesorado también dispone de herramientas novedosas. Turnitin es una plataforma utilizada por instituciones educativas y hasta por el Icfes, para asegurar la idoneidad de las evaluaciones; en otras palabras, prevención del plagio. Analiza la originalidad de los trabajos de los estudiantes y verifica plagio, pero también califica todo tipo de trabajo y ofrece retroalimentación, califica la redacción, entre otros servicios que facilitan la vida del maestro.

Desde luego, el factor humano en la educación es - y ojalá lo sea eternamente - la columna vertebral de los procesos de enseñanza aprendizaje. Un reciente Encuentro de Prácticas Significativas de Enseñanza de las Ciencias Sociales en la Educación Media, celebrado en la Universidad de Los Andes puso ese tema sobre la mesa: “Ninguna tecnología puede reemplazar a un maestro” fue una de las conclusiones principales de la conversación. También concluyeron que no todas las innovaciones tecnológicas son pedagógicas, ni todas las innovaciones pedagógicas son tecnológicas. De ahí que el desafío esté en pensar cómo se puede apoyar el aprendizaje humano con herramientas digitales.

La brecha de talento

En todo el mundo se discute acerca de cómo cerrar la brecha de talento para atender las nuevas necesidades de la economía y del sector productivo, que cambian rápidamente por el impacto de la cuarta revolución industrial. Datos recientes de Linkedin muestran que las habilidades laborales han cambiado en alrededor del 25 por ciento desde 2015 en todo el mundo y se espera que esta cifra llegue a 41 por ciento para 2025. Sus análisis demuestran cómo los roles de mayor demanda en Colombia siguen siendo los que involucran habilidades digitales: desarrolladores, expertos en datos, soporte técnico y mercadeo digital. Considerando que en Colombia existe una brecha de entre 60 y 150 mil talentos digitales, la formación tecnológica es urgente para el país.

La formación en competencias tecnológicas es ahora fundamental. En Colombia la Fundación ProFuturo, en alianza con Fundación La Caixa brinda capacitación docente para la implementación de tecnologías y metodologías innovadoras en el aula. El año pasado (2021) 61.600 maestros colombianos, y 1,4 millones de estudiantes se beneficiaron del programa, y en lo corrido del presente año más de 1,3 millones de niños y niñas han recibido el impacto de estas capacitaciones.

Historias pedagógicas extraordinarias ha surgido como consecuencia del programa de ProFuturo. El profesor Juan Carlos Quiroga, docente del Colegio Nuestra señora de Las Lajas, en Pasto, creó la iniciativa ‘Inspirados’, una estrategia de prevención y mitigación del fenómeno del bullying apoyada en herramientas digitales como mapas y las redes sociales. Y el profesor Simón Felipe Velandia, del colegio Camilo Daza, en San Andrés, diseñó e implementó un prototipo usando programación con bloques, para recolectar envases plásticos usados por los estudiantes. Maestros capacitados en el uso de las tecnologías, pueden hacer la diferencia.

Como bien señaló Camilo Suárez, gerente de Tecnología de Logicalis, “cada vez hay más evidencia de que capacitar a los profesores para adaptar sus métodos de enseñanza con la tecnología mejora la experiencia de los estudiantes”,

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad