Arbitraje deportivo

Disponen dineros para ayudar a 500 árbitros por el COVID-19

José Borda le explica en qué país se implementará esta medida y cuál es la condición de los silbatos colombianos.

Por: José Borda

Con la crisis generada por el COVID-19 muchos gremios del fútbol son golpeados directamente, en Colombia dentro de los que más han llevado del bulto están los árbitros, pues si no pitan no cobran, así de sencillo. Ellos también claman a gritos que se les ayude, máxime cuando el 80 por ciento de éstos viven de lo que les pagan por dirigir partidos, es una verdadera incertidumbre de la que no se sabe hasta dónde va a llegar.

Los directivos de la Federación Colombiana de Fútbol, la Dimayor y la misma Comisión de Árbitros no han diseñado un plan que mitigue las necesidades de los árbitros colombianos pues ellos también tienen responsabilidades con sus familias.

Los que sí hicieron algo por ayudar a 500 árbitros fueron la Confederación Brasileña de Fútbol y su Comisión de Árbitros, estos organismos pensaron en los trabajadores del pito y las banderas y diseñaron de manera acertada un mecanismo para tender la mano a sus jueces, pues entendieron que ellos forman parte del engranaje del fútbol, y lo hicieron de una forma sencilla.

Tomaron el último salario que le pagan a un árbitro por un partido, en Brasil que equivale a $ 5,000 Reales y se lo dieron en calidad de anticipo, no es regalado ni obsequiado, es un avance y una vez se reanude la Liga Brasileña, se lo van descontando a cuotas de los servicios prestados.

 

El monto aproximado que la CBF transferirá en referencia al anticipo de los honorarios de los árbitros alcanza un millón de Reales, que es una mínima parte de la cantidad de dinero que produce el mismo fútbol para reinvertir en sus afiliados, ¿si no es para eso, para qué es?... Los árbitros, por su parte, se comprometieron a pagar esas sumas posteriormente como decida la Comisión de Árbitros, a estar preparados técnica y físicamente para el reinició del torneo y, por supuesto, a mejorar sus actuaciones en los juegos

El mérito de esta iniciativa se lo lleva Rogerio Caboclo, el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, y Leonardo Gaciba, presidente la de la Comisión de árbitros, porque gestionaron y quisieron ayudar, sólo eso se necesita. Valdría la pena que las demás Federaciones Nacionales incluida la colombiana copiaran este práctico y sencillo proceso para ayudar al gremio más vilipendiado del fútbol como son sus árbitros y más aún en estas épocas cuando la pandemia del Coronavirus los está aquejando.

Cargando