En riesgo sanción de la Contraloría a Samuel Moreno por sobrecostos en la calle 26

El contralor general, Edgardo Maya, señaló que el caso prescribe el 30 de diciembre y la sanción de 174.000 millones está siendo revisada.

23 días calendario, que equivalen a 16 días hábiles le quedan a la Contraloría para mantener la sanción de $174.996 millones que impuso el pasado 16 de noviembre al exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno, el grupo Nule, dos exdirectores del IDU y el exdirector jurídico y Conalvias por los sobrecostos en las obras de Transmilenio por la calle 26.

El contralor general, Edgardo Maya, señaló que el ente de control se encuentra en el “borde de la navaja” para resolver los recursos presentados contra esta condena fiscal, en un caso que prescribe el 31 de diciembre.

“En el caso de la calle 26 es un negocio que prescribe el 30 de diciembre en los 177.000 millones que se impusieron en sanciones. Estamos resolviendo las reposiciones y luego las apelaciones, estamos en el filo de la navaja, el negocio prescribe el 30 de diciembre y saldrán estos señores airosos por la falta de ejercicio, porque yo creo que es la oportunidad para decirle al país que la situación del control fiscal en Colombia está en crisis”.

Maya Villazón reclamó cambios para que la Contraloría pueda ejercer un verdadero control fiscal, que incluya control previo, para que no siga ocurriendo que cuando se investiga los recursos ya han desaparecido.

“Nosotros llegamos después de la fiesta, para el levantamiento del cadáver. El control previo hay que recuperarlo. La situación es difícil, vamos a plantear un tema, porque esto hay que resolverlo, porque los dineros públicos se están usando en forma indebida y no hay forma de recuperarlos”.

Insistió que “los funcionarios de la contraloría no pueden seguir en esa conducta de esperar en el escritorio que transcurran los 5 años en el juicio fiscal y al final sale el resultado para evitar la prescripción”.

Cuestionó que en el país existan 54 contralorías, entre la nacional, las 32 departamentales y las 31 municipales “donde cada una hace lo que considera, no hay una línea de integración de ninguna clase”, puntualizó.

Cargando