Así fue el inicio de la frase "mano firme, corazón grande" en el uribismo

Carlos Duque, fotógrafo y publicista, ayudó en la campaña de Alvaro Uribe y mencionó que era una frase que utilizaban mucho, sin ser su eslogan.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Carlos Duque, fotógrafo y publicista, fue uno de los que ayudó en la imagen de campaña de Álvaro Uribe, así como de diferentes sectores políticos. Duque habló en 10AM Hoy Por Hoy sobre la dinámica que tuvo cuando fue solicitado por el expresidente del Centro Democrático.

"El eslogan (mano firme, corazón grande) no es mío, no es de mi autoría. Lo que hago es hacerle un seguimiento al candidato para su campaña. Cuando conocí a Uribe y me invitó a su campaña, le hice seguimiento a su campaña, él repetía ese eslogan en todos los discursos, entonces le dije que era ese, que no necesitaba que uno le diseñara otro. La política es el arte de actuar en público, es muy receptivo y obediente, en eso se caracterizó Uribe, acogió las recomendaciones de campaña. Nunca bajó las manos ni en el himno ni nada", empezó contando.

También, Duque explicó que Uribe era muy disciplinado con el tema político y que se encerró una semana para los 100 puntos de la seguridad democrática.

"Uribe desde un inicio sabe qué quiere decir y qué quiere hacer, yo lo identifiqué mucho con Galán en temas de discursos. Tenía en ese momento una gran disciplina para desarrollar su propuesta de Gobierno. Durante la campaña se encerró una semana a escribir lo que llamó los 100 puntos de la seguridad democrática. Hacía unos juegos de comunicación tremendo", dijo.

Y agregó: "Entre más importante es el personaje, más frágil es ante la cámara. Nunca he ejercido el papel político, ni sabría qué hacer si me preguntar en qué campaña ir. En este momento se ha perdido credibilidad y hay desprestigio, algo que hace que hagamos una pausa y esperemos que surja alguien o un movimiento que oriente a un futuro confiable que sintamos un optimismo suficiente".

Finalmente, dejó una críticas sobre el uribismo y la actualidad, explicando que ya está pasando el tiempo y que tiene que haber caras nuevas para buscar un mejor futuro en el país.

"El poder político de Uribe y su partido es una influencia tremenda, pero se destapa esa vocación de autoritarismo, de extrema derecha, de mucha falta de atención para respeto en derechos humanos. Por su puesto sus seguidores, que ya no son tan abundantes como hace 10 años, todo poder tiende a desgastarse. La época del uribismo ya está mandada a recoger, es necesarias las tendencias nuevas y rostros nuevos. Creo que este momento va a tener gran influencia", finalizó. 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir