Trágico relato de Diana Carreño: fue agredida por un hombre con una botella

El hecho pasó en Bucaramanga a las 4 de la tarde. La mujer habló y contó al detalle cómo fue el suceso.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Diana Carreño fue sensación en redes sociales luego de que denunció una agresión de un hombre en Bucaramanga. La mujer recibió un golpe con una botella en su cara por parte del agresor, quien fue capturado pero salió libre en 36 horas, según explicó.

Carreño habló en 6AM Hoy Por Hoy y contó el trágico relato, al detalle, sobre la agresión que sufrió el pasado domingo a las 4 de la tarde en Bucaramanga.

Lea también:

Así fue el relato de la mujer agredida:

"Pasó un domingo a las 4 de la tarde en Bucaramanga. Yo visitaba a una amiga en su apartamento y bajamos a la tienda a comprar unas cervezas. En Bucaramanga llovió ese día, entonces preferimos quedarnos en el local por lo que no estaba tan lleno y era un clima perfecto. Nos sentamos ahí a tomarnos unas cervezas.

Pasaron 5 minutos y después llegaron dos personas de mayor edad, entre los 70 años, y ellos deciden quedarse de pie al lado de nosotras. Ahí fue el primer impacto porque estaban frente a mí y de espaldas a mi amiga, el señor me miraba de pies a cabeza y se mordía los labios, no me quitaba la mirada. Yo le decía a mi amiga, pero seguimos nosotras en nuestra conversación. Preferí ignorarlo.

El segundo impacto ya fue más pesado porque empezó a hablar y decía: "mamasitas, qué se toman, compren algo", y lo ignoramos. Luego, él habla y dice: "estas viejas de hoy en día... Qué mamera, por qué no se toman algo y se van con uno, cómo cambian los tiempos", eso me dio mucha rabia y luego le dije, sin ningún insulto, que respetara. Inmediatamente se burló y dijo que éramos unas fastidiosas, que tan 'ricas' que estábamos y tan amargadas

Luego se cambiaron de lugar hacia el frente de mi amiga; yo dándoles la espalda. Empezaron con lo mismo, pero con mi amiga ahora. Se mordía los labios y la miraba. Ya en 2 minutos volvió lo mismo: "pidan algo y dejen de joder, mamasitas". Lo mirábamos con rabia y decidimos irnos.

Cuando nos íbamos a ir, mi amiga sí le dijo lo que merecía: "mire viejo hijue..., déjenos en paz y no nos jodan. Nos tocó irnos de acá por su culpa". Le dimos la espalda porque se nos acercaron más. Ya cuando salimos, yo volteo a mirar y el señor estaba a menos de un metro y estaba en frente mío con una botella de cerveza y me la estrelló en la frente. En plena luz del día.

Inmediatamente sucedió, a él lo capturaron pero lo soltaron a las 36 horas. Yo tengo mi abogado que se está haciendo cargo. Cuando salgo del lugar, me lavo la cara y me llevo la sorpresa que el señor estaba recostado sobre la baranda tranquilo. Ahí sí la gente le empezó a pelear. Luego él huye del lugar porque sabía que la embarró. Era un completo desconocido, se llama José Alejandro Ortega Ortíz y tiene 72 años. Vive cerca a la tienda. Al señor lo odian en el barrio y lo tienen con la reputación de lo que es y lo que demostró. En medio de todo, buscamos que se haga justicia. Yo ya hice denuncia el mismo día y al siguiente día fui a medicina legal.

A la señora de la tienda no la culpo, porque es su tienda y no se dio cuenta; sé que no se dio cuenta. También sé que las otras mesas se dieron cuenta porque cuando yo miraba al tipo, miraba a los demás y no eran capaces de decir nada. Yo a otra persona la miraba como haciéndola entender, pero no decían nada.

Hoy tengo la cita con el cirujano plástico, tengo sutura en la cara. La hinchazón por fortuna sí ha disminuido", fue el relato de la mujer. 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir