Lo más leído

  • La bala rebotó en el suelo e impactó contra Juliana: General Marco Mayorga
  • Jacobo Bucaram no fue capturado en Medellín
  • MinEducación anuncia apoyo de hasta el 50% en pago de pruebas Icfes
  • Banco de la República volvió a bajar su tasa de referencia a 1,75%
  • Desfiles y eventos masivos del Carnaval quedan suspendidos por COVID-19
  • La 'atrevida' foto de Carla Giraldo que tiene suspirando a sus fans
Barranquilla

Obras del Cortissoz han tenido más de 170 observaciones por corregir

La interventoría señala que no hay compromiso contractual para que las obras estén listas para la Asamblea del BID

La firma interventora de las obras del aeropuerto Ernesto Cortissoz aclaró que no es un compromiso contractual la finalización de los trabajos para la Asamblea de BID. Asimismo se han hecho más de 170 observaciones por el mal estado de algunos elemento de las obras que deberán ser corregidos.

De acuerdo con el Consorcio Interaeropuertos, cinco han sido las razones de los retrasos que ha presentado la remodelación del Cortissoz que ya ha tardado 5 años. Entre ellas, el reforzamiento estructural de cada viga de esta estructura que ya tiene al menos cuatro décadas, las redes que se debieron intervenir y la pandemia.

Lea también: El verdadero estado del aeropuerto Cortissoz

David Ardila, representante legal de la firma interventora, señaló que desde que se conoció que en la ciudad se realizaría la asamblea del BID "se fijó un cronograma de intención" por parte del concesionario constructor para que la infraestructura directa en la experiencia de los pasajeros estuviera lista para el magno evento.

Por otra parte el interventor confirmó que se han hecho más de 170 observaciones por la calidad de las obras que siguen en ejecución por lo que pide comprensión ante los daños en cielo raso, o cableado a la vista que deberán ser corregidos cuando la obra se entregue oficialmente al 100%.

Lea también: Gremios reiteran llamado para reactivar vuelos internacionales en Barranquilla

Aseguró que el cronograma de la reapertura de la remodelación va en un 93% y que la interventoría estimó en 7 meses más la compensación por los atrasos a raíz de la pandemia, tiempo que ya revisa la ANI.

Pregunta: ¿En las actas de avances de obras se ha advertido de deficiencias o los retrasos en las obras de remodelación del Ernesto Cortissoz?

Ardila: Este es un contrato de concesión que tiene una condición especial que el grueso de la opinión no conoce y es que no incluye como único alcance la remodelación de la terminal. Son 79 actuaciones en un horizonte de 20 años, de las cuales 52 conforman lo que nosotros llamamos como primer y segundo periodo de intervención que están relacionadas con la experiencia del usuario de la terminal.

Variaciones de fecha ha habido pero no hay incumplimiento. Es decir, en los seguimientos periódicos mensuales que entregamos a la ANI se han relacionado hechos ajenos al consorcio que han impactado sobre el cronograma como el plan maestro, el reforzamiento estructural, redes que se debieron intervenir, reubicación de locatarios y la pandemia.

La fecha contractual nunca ha sido marzo del 2020, cuando se iba a realizar la Asamblea del BID. Sino el 8 de mayo para el primer periodo y el segundo periodo para el siguiente mes.

Lea también: Gremios piden celeridad en las obras del Cortissoz

Estábamos trabajando para tenerla lista para el BID pero no es una fecha contractual y las personas que recorren el aeropuerto encuentran evidencias de no terminación de las obras porque éstas aun no culminan.

Pregunta: ¿Qué observaciones han hecho sobre la calidad de los materiales?

Ardila: Hemos hecho más de 170 observaciones que son técnicamente ejecutables para los términos de finalización de las obras. Arreglos en uniones o codos de red contra incendios, elementos que no están alineados en barandas peatonales o vehiculares, desperfectos en cielo raso, imperfecciones en el piso como fracturas por caída de elementos, cables o conexiones a la vista, humedades, problemas en ventanería, entre otras que deben ser resueltas.

170 es una cifra que pudiera causar alarma pero en otras obras de menor envergadura se registran más observaciones.

Pregunta: ¿Cuál es el porcentaje real de ejecución de obras?

Ardila: Cuando se conoció que Barranquilla sería la sede de la Asamblea del BID se realizó un cronograma de intención para atender el evento y a los visitantes del mismo. Desde enero y febrero de este año se analizó un cronograma cualitativo y cuantitativo, del cual creemos que podemos llegar a un 93% en cuanto a la preapaertua de la terminal. Esto no es el cronograma contractual de seguimiento del concesionario. Ese es un cronograma para el público para poner en marcha los servicios que como usuarios se necesitan de la terminal. 

Estos primeros años de concesión tienen 52 actividades que van más allá de la terminal. La remodelación puede ser el 30% o el 40% de muchas obras que la gente no ve. Si hablamos de la puesta en marcha del aeropuerto estamos en un 93% pero si hablamos desde el punto de vista del alcance contractual que no son fechas de apertura al público podría estar en un 85%. Son dos cronogramas con una finalidad diferente.

Pregunta: ¿Cuándo está previsto entregar la obra al 100%?

Ardila: Empezamos a organizar un estudio donde validáramos el impacto del tiempo de retraso causado por la pandemia para medir el equivalente de la afectación y tener una luz para cuándo podamos tener una terminal apertura.

El concesionario ha hecho un compromiso para marzo del 2021, es un tiempo que podemos lograr. Bajo análisis hechos como interventoría estimamos que se requieren aproximadamente 7 meses más, por la incidencia de los protocolos, transito al interior del proyecto, distanciamiento social; son en total 130 medidas de bioseguridad que debemos cumplir en las obras públicas.

El concesionario y el gobierno quieren ver una terminal abierta para la Asamblea del BID, por lo que se ha hecho el compromiso para el mes de marzo, y habiendo analizado creemos que se puede lograr.

Desde el punto de vista técnico es factible, desde luego depende que el concesionario cumpla su compromiso. La fecha de apertura para el BID nunca ha sido compromiso suscrito en el contrato de concesión, lo cual no significa que nunca haya existido el compromiso del gobierno que siempre ha estado pendiente que esto se dé. El concesionario ha tenido un compromiso real. Por ejemplo, en enero y febrero teníamos hasta 500 empleados trabajando. Este es un contrato que se estructuró en el 2015 cuando no se sabía del evento del BID.

Las obras conexas al terminal tenían que estar finalizadas en una ventana de tiempo contado desde la fecha que se regularice con la ANI en el otro Sí. Ellos están revisando el análisis que hemos hecho para determinar si se otorgan esos siete meses o tiene una variable, que no es el tiempo que se contaría desde ahora hasta marzo (cuando se realiza la Asamblea del BID) sino el periodo que se tendrá en cuenta para que se exija al contratista la entrega de las 52 actuaciones contractuales, entre las que se encuentra la remodelación.

 Pregunta: ¿Por qué hay zonas dónde se observan cables en la fachada o daños en baldosas o en el cielo raso?

Ardila: Son más de 170 observaciones las que la interventoría ha hecho y estamos trabajando diariamente revisándolas para que cuando culmine el periodo contractual se ajusten a las especificaciones que el contrato establece.

Hay que añadir que tendremos un proceso de recibo riguroso, el contrato prevé 60 días después de la finalización para una revisión exhaustiva. Es decir, lo verificamos dos veces: durante la ejecución de los trabajos y posterior a la entrega como nos faculta el contrato.

También es necesario aclarar que en un contrato de concesión, el concesionario mantiene la obligación de reparar o restituir todos los defectos y desperfectos que se puedan ver en la obra por vicios ocultos que a veces aparecen después del recibo de las obras a lo largo del control de la concesión. Es decir vamos a tener 15 años para estar revisando las obras.

En relación con las molestias de usuarios como cableado que se han visto en medios de comunicación, son cables de energía provisional para el alumbrado contiguo a la terminal, por lo que no están subterranizados y estamos en condición de una obra en ejecución que no ha terminado por lo que se observan elementos provisionales.

En cuanto a los pisos se ha notado la aparición de manchas por humedades ya que no han terminado la impermeabilización en las cubiertas y la otra razón son las fisuras por caída de elementos, pero ésto deberá rectificarse por el compromiso legal y ético del concesionario.

Nosotros exigimos al concesionario que se instalara un piso de porcelanato que según el fabricante soporta un tráfico industrial para más de 8 mil pasos que desde luego cumple con el objetivo, no es la única terminal que cuenta con este tipo de piso, el aeropuerto El Dorado también lo tiene, por ejemplo. Los acabados pueden tener una variación ya que son conceptos diferentes según el diseñador.

Pregunta: ¿Hay problemas estructurales en algunas zonas del aeropuerto que nos se han atendido hasta el momento?

Ardila: Una de las afectaciones en el cronograma de las obras es el componente estructural, que desde la licitación del contrato quizás no se tenía con certeza la magnitud del reforzamiento estructural que se debía hacer en la terminal. Hoy hay edificaciones con faltantes entre el 5 y 13% de reforzamiento. La opinión se podrá preguntar por qué llevan tanto tiempo en este proceso y la respuesta es que se debe considerar que esta es una terminal con más de 41 años y desde entonces se han venido reformando normas y requisitos técnicos que estas edificaciones deben cumplir.

Cuando se iniciaron los diseños de solución de reforzamiento no se encontraron lo que en el mundo de la ingeniería conocemos como planos asbuilt que nos permiten conocer como ingeniero la condición final cuando se recibió el aeropuerto y eso llevó a que se diseñaran unas soluciones estructurales que debieron ser validadas a lo largo de la obra.

Eso nos llevó a que cada columna, cada placa, viga, entre otras, tuviera que ser abierta y revisada para encontrar las condiciones reales y verificar los trabajos de ajustes que se debían hacer. Eso implicó un costo en tiempo y financiero para el concesionario.

También nos encontramos redes eléctricas, de voz y datos que no estaban en ninguno de los planos. Inclusive encontramos redes aeronáuticas que llevaban datos neurálgicos para la operación del aeropuerto que se preveían reubicarlas pero no pudo ser así porque implicaba cortar energía y sacar de funcionamiento los sistemas, por lo que implicó una gran reestructuración.

Pregunta: ¿Las obligaciones económicas con la interventoría, contratistas o subcontratistas están al día?

Ardila: En lo que nos corresponde como interventoría, la ANI ha cumplido con el giro de las obligaciones económicas contractuales, pero no tenemos la facultad de intervenir en si el concesionario está al día con el contratista o subcontratistas, si lo hiciéramos, nos estaríamos extralimitando en nuestras funciones.


Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir