Ciencia y medio ambiente

Las prioridades ambientales de los aspirantes a la Presidencia

Colombia es el segundo país más biodiverso del mundo gracias a los bosques tropicales, secos, andinos, de manglar, húmedo tropical y de galería.

Colombia, con más de 50 millones de hectáreas de bosque natural que cubren cerca del 52 por ciento del territorio. Foto: FCDS.

Sin embargo, esta riqueza natural, de acuerdo con el Panel de Expertos en Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC) es una de las más vulnerables a los efectos del cambio climático. Por esto urgen soluciones y acciones concretas de parte de quienes aspiran a ser presidente de la República. ¿Qué proponen? Conozca aquí sus prioridades ambientales.

Colombia, con más de 50 millones de hectáreas de bosque natural que cubren cerca del 52 por ciento del territorio, principalmente en la Amazonía y el Pacífico, posee una invaluable riqueza natural. Pero problemas como la deforestación, que ha arrasado cerca de un millón de hectáreas en los últimos seis años, tienen amenazada su biodiversidad.

El país ha hecho promesas esperanzadoras para el mundo, orientadas a la protección de los bosques, como llegar a cero deforestación para 2030. Pero a su cumplimiento se le atraviesan cifras oficiales como las que indican que en los últimos seis años la pérdida de bosque alcanzó el millón de hectáreas impulsada por cuenta de fenómenos como el acaparamiento de tierras, la ganadería extensiva, la agroindustria y la minería ilegal, entre otros.

De todas maneras, la lucha por frenar la deforestación continúa desde diversas estrategias, como la ejecutada por el Ejecutivo a través de la Operación Artemisa, enfocada a perseguir a quienes deforestan permitiendo hasta el momento, según el Ministerio de Medio Ambiente, la recuperación de 21.480 hectáreas de bosque degradado. En 2021, se realizaron más de 100 operativos y 228 capturas asociadas a deforestación, minería y delitos contra los recursos naturales, de acuerdo con cifras oficiales.

El proyecto Unidos por los Bosques, de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (FCDS), las embajadas de Noruega y Reino Unido y Andes Amazon Fund (AAF), analizó las propuestas ambientales de los principales candidatos presidenciales, con énfasis en la realidad de los bosques, que son nuestra última línea de defensa para mitigar los efectos ya evidenciados del cambio climático.

La idea es conocer cómo los candidatos ven el futuro del patrimonio natural de los colombianos y cómo piensan hacerle frente a una problemática que afecta al 50% del territorio nacional, ocupado actualmente por bosques.

Se analizaron propuestas programáticas, discursos, intervenciones en debates y salidas en redes sociales de los candidatos. Y esto es lo que se encontró:

Gustavo Petro

El candidato de izquierda, bajo el lema ‘Potencia mundial de la vida’, y apalancado en la experiencia de su fórmula vicepresidencial, Francia Márquez, lideresa ambiental reconocida por su activismo en estos temas y ganadora del Goldman Environmental Prize, considerado el ‘Nóbel medioambiental’, plantea realizar transformaciones profundas para enfrentar el cambio climático y para proteger el agua y las comunidades.

Frente a las propuestas específicas que tiene Petro sobre los bosques, afirma que salvará la selva amazónica a partir de las universidades de la Amazonía, Nacional y del sistema de concesiones familiares hereditarias. Allí, al revitalizar 200 hectáreas, se le entregará a cada familia un ingreso digno, del fondo internacional financiado por bonos carbono.

El ganador de la coalición del Pacto Histórico sobre la meta de rescatar la selva amazónica, revitalizarla y erradicar la deforestación, plantea la obtención de dividendos por absorción de carbono, el impulso de sistemas agroforestales, silvopastoriles, de aprovechamiento de productos no maderables del bosque y turismo de naturaleza bajo el liderazgo de organizaciones comunitarias.

Así mismo, Petro y Márquez han destinado parte de su discurso ambiental hacia las garantías para los defensores ambientales, tan amenazados en el país, y afirman que de llegar a la Casa de Nariño prohibirán la exploración y explotación de yacimientos no convencionales, detendrán los proyectos piloto de fracking y no otorgarán nuevas licencias para la exploración de hidrocarburos, ni permisos para la gran minería a cielo abierto.

Rodolfo Hernández

El exalcalde de Bucaramanga ve en la deforestación uno de los principales factores que degradan las condiciones ambientales del país. Para enfrentarla sugiere un plan de protección especial de la Amazonía colombiana y las zonas ricas en biodiversidad del país. Además, plantea brindar una renta básica a quienes trabajen en la protección de los bosques, la siembra de bosque nativo y la protección de las hectáreas de bosques ya existentes.

Si bien el candidato Hernández, antes de la primera vuelta electoral el pasado 29 de mayo, había manifestado frente al fracking que era necesario hacer un piloto y esperar sus resultados, para así definir si hacerlo o no. Así mismo, frente a la fumigación con glifosato a los cultivos de uso ilícito manifestó que se debía analizar que era más barato si ese tipo de erradicación o de una manera manual. Sin embargo, de cara a la segunda vuelta a través de sus redes sociales expresó su negativa a realizar fracking y al glifosato.

Del mismo modo, dice que se debe promover el ajuste de la normatividad ambiental con el fin de proteger los recursos naturales y la creación de las sanciones pertinentes para cada conducta delictiva. También habla de fortalecer las autoridades ambientales y de ratificar y dar cumplimiento a los tratados internacionales suscritos por el país como el Acuerdo de Escazú.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad