"Irregularidades en censo electoral afectarán mecanismos de participación"

Tras la polémica por las diferencias entre el censo electoral y el censo poblacional, Yann Basset habló sobre el tema.

Van días de polémica por las declaraciones del registrador nacional, Alexander Vega. Primero, cuando aseguró que los datos estadísticos del DANE no son confiables y, luego cuando, tras anunciar que la Unión Europea será la garante para el proceso electoral del 20022, dijo: "Quien sienta que le van a hacer fraude, no debería presentarse".

Ante esas discusiones, Yann Basset, director del Grupo de Estudios de la Democracia de la Universidad del Rosario, hace un análisis del panorama y de las implicaciones que tiene la diferencia entre censos.

Basset asegura que, si bien estas pequeñas irregularidades no tienen unas grandes consecuencias en las elecciones ordinarias, sí tendrán una amplia afectación en los mecanismos de participación ciudadana, porque para que estos sean válidos se necesita un nivel de participación que se afecta por la calidad del censo. "Con esto algunos dicen que, por ejemplo, la consulta anticorrupción, que no pasó por un pequeño margen de participación ciudadana, sí debió haber sido válida", asegura Basset.

Por otro lado, dice que estos problemas pueden repercutir sobre la población registrada en los municipios, ya que se sobrestima la participación de algunos y se puede llegar a relacionarla con el 'trasteo de votos'. Esto tendría repercusión en las elecciones locales. Así creció el censo electoral en las últimas décadas:

¿Qué es el censo electoral?

El censo electoral es el registro de todas las cédulas de ciudadanía habilitadas para votar correspondientes tanto a ciudadanos que se encuentren en el exterior como aquellos que residan en Colombia. En ese caso en el censo electoral no se incluyen los ciudadanos que no tengan cédula o los miembros de las fuerzas militares y los presos privados de sus derechos políticos que no son deliberantes.

La Registraduría es la encargada de mantener el censo electoral y lo hace por medio de la inclusión automática de los ciudadanos que tramitan su cédula de ciudadanía. Al momento de la muerte del ciudadano, la Registraduría también tiene la responsabilidad de depurar el censo electoral.

Para Basset, es en este último punto en el que existen las grandes falencias del censo electoral, pues si bien se reciben registros de las morgues constantemente, no se sabe qué se hace en los casos de personas desaparecidas o de los ciudadanos de zonas apartadas cuyo fallecimiento no se reporta. "Eso es lo que produce el desfase que estamos viviendo entre el censo poblacional y el censo electoral. El mayor problema del censo electoral es la depuración de personas que ya no deberían estar y el problema del censo poblacional es lograr incluir a todo el mundo".

El 13 de diciembre se hará el corte del censo electoral con la depuración conjunta ya hecha y este servirá para las elecciones del 2022.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir