Eliminatorias
Eliminatorias

Análisis arbitral: ¿Era penal para Colombia por la mano de Raphinha?

El árbitro no fue al VAR para verificar si debía sancionar penal y tomó la decisión de continuar el partido, ¿acertó? Conozca el análisis.

Colombia vs Brasil /

Por: José Borda

Patricio Loustau, el árbitro argentino del juego entre Colombia y Brasil por las Eliminatorias Sudamericanas en Barraquilla, pitó un partido de difícil dirección arbitral, pero respondió a las expectativas y solucionó bien tres retos que se le presentaron a lo largo de los 90 minutos.

Al minuto 20 cayó en el área el jugador del 'Scratch' Alex Sandro y sus compañeros pidieron penalti, sin embargo, fue una disputa legal con Wilmar Barrios, no hubo falta; en ésta el árbitro argentino juzgó acertadamente el contacto.

Al 64' se presentó la jugada capital del juego, la mano del jugador brasileño Raphael Días Belloli, más conocido como 'Raphinha', cuando ocurrió, los 11 jugadores colombianos y los cerca de 30.000 aficionados en el estadio Metropolitano reclamaron penalti, pero el silbato Loustau ni el VAR lo dieron, ¿por qué no hubo sanción?

Lo fácil sería decir que es penalti y que los árbitros se equivocaron y perjudicaron a la Selección Colombia, pero se debe analizar la accion basados en el reglamento.

Si esa mano la hubiese cometido el jugador antes del primero de julio del 2021, habría sido penalti; lo que se debe recordar es que la norma en la Ley 12 para la sanción de las manos sufrió una modificación a partir de esa fecha y hoy día no se sanciona el simple contacto entre balón y mano; ahora, el árbitro debe valorar otras situaciones para castigar dicha infracción.

No hubo sanción de esa acción específica porque la IFAB ordena que ahora los árbitros utilicen su criterio para determinar la validez de la posición de la mano o el brazo del jugador en relación con el movimiento natural de su cuerpo en tal situación.

En el caso del futbolista de la 'verdeamarela' ocurrieron tres atenuantes a considerar para su no castigo. El primero, Santos Borré, el jugador colombiano cuando cabeceó el balón y se lo envió a la mano de Raphinha estaba muy cerca de él, a menos de 50 centímetros; el segundo, el balón le llegó a una gran velocidad y de manera inesperada a la extremidad y, tercero, cuando el jugador 'canarinho' ve el testazo desde tan cerca se sorprende y es natural que mueva las manos para tapar la zona que peligra por el golpe del balón.

Parecen complejos todos los paliativos que se tuvieron en cuenta para la no sanción y difíciles de valorar en una acción tan rápida, no obstante, los árbitros y los VAR deben analizarlos instantáneamente y tomar la decisión, para eso son jueces.

Como se cumplieron, el VAR no llamó al internacional argentino para que al menos revisara la acción. Eso sí, el árbitro es el que tiene la potestad de señalar lo que es y lo que no es mano, aplicando el espíritu de la regla y como inicialmente no la dio, los del VAR debían respetar su disposición.

La última acción ocurrió sobre el minuto 80, donde le fue anulada una acción de gol al jugador colombiano Radamel Falcao por un empujón claro a Eder Militao, al desplazarlo ilegalmente lo sacó de carrera derribándolo y convirtiendo el tanto, que el juez desestimó correctamente.

Lo cierto es que hay un cambio a la sanción de las manos al cual nos debemos habituar y en este contexto la Selección Colombia le hizo un buen partido a Brasil y no empató ni dejo de ganar por culpa de los árbitros argentinos.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir