Movilidad sostenible, el camino para salvaguardar la calidad del aire en Bogotá

La polución provocada por fuentes móviles (vehículos particulares, motos, taxis, buses y camiones) representa el 40% del total de la contaminación

La calidad del aire es uno de los principales riesgos ambientales para la salud pública en las Américas1. Según la ONG Greenpeace, en el año 2020 la contaminación en el aire que respiramos les costó la vida a 3900 personas en Bogotá2, una preocupante cifra que desembocó en la declaración de la emergencia climática en la capital de la república3.

La polución provocada por fuentes móviles (vehículos particulares, motos, taxis, buses y camiones) representa el 40% del total de la contaminación presente en el aire, y se constituye en un alto riesgo para los ciudadanos que están en constante convivencia con las fuentes contaminantes.4

Cortesia:Enel-Codensa

Algunos países y gobiernos están tomando compromisos concretos para frenar la problemática. Reino Unido, a principios del 2021, aprobó la prohibición de venta de nuevos autos impulsados por diésel y gasolina7 para 2030, mientras que el gobernador del Estado de California, Gavin Newsom, reciénteme firmó una orden ejecutiva para tomar la misma medida en su estado para 20358.  Estos acuerdos siguen invitando al mundo a poner sobre la mesa nuevos modelos de desarrollo para lograr una movilidad sostenible.

Este contexto, sumado al crecimiento progresivo de las ciudades6 en Colombia,insta al gobierno nacional y gobiernos locales a pensar en soluciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Para lograrlo, hoy se suman las instituciones y empresas privadas que a través de importantes alianzas se están adaptando a estos retos ambientales y sociales.

Cortesia:Enel-Codensa

Cambiar nuestras dinámicas para adaptarlas al contexto climático es un gran desafío para las ciudades, y la movilidad sostenible es sin duda uno de los ejes transversales de este cambio, así lo explica el doctor Fernando Rojas, experto en sostenibilidad y exprofesor de la universidad Javeriana y el Rosario “El cambio climático es una amenaza que nos afecta a todos y reducir sus causas, riegos y consecuencias requieren un cambio en los patrones de consumo que hoy tenemos. La movilidad sostenible contribuye con la reducción del consumo de combustibles fósiles, reduce la emisión de partículas contaminantes y ayuda a mejorar la calidad del aire en las ciudades”.

Bogotá ha dado importantes pasos en alianza con la empresa Enel, a través de la implementación de un ambicioso sistema de patios de recarga para buses eléctricos del SITP que buscan hacer de la ciudad, la capital latinoamericana con mayor número de estos articulados. Con este proyecto, Bogotá apunta a ser cada vez más inteligente y sostenible, aplicando la innovación y la tecnología de la información.

Cortesia:Enel-Codensa

El desarrollo de nuevas alternativas de transporte público requiere de una infraestructura eléctrica robusta y moderna capaz de soportar la energía necesaria para abastecer este nuevo modelo de movilidad. El proyecto Bogotá Región 2030 busca contribuir a garantizar la seguridad energética necesaria para este cambio.

"Este proyecto será el cimiento para la masificación de la movilidad eléctrica en Colombia porque parte de la planificación de un sistema eléctrico de alta tensión más robusto con más de 30 nuevas subestaciones ubicadas en lugares estratégicos de Bogotá y Cundinamarca. Su inversión en el fortalecimiento de redes permitirá la conexión de más usuarios. A través de proyectos como el de buses eléctricos del SITP de Bogotá, los que van a habilitar el plan de renovación urbana y el traslado de infraestructura para la primera línea del metro hacen parte de este gran objetivo que quiere transformar cómo se mueven los bogotanos en la ciudad” resalta Francesco Bertoli, Gerente General de Enel-Codensa, empresa responsable del proyecto.

Al respecto, María Mercedes Jaramillo, secretaria de planeación de Bogotá, también nos informa sobre los avances de la capital en esta materia “Estamos en rutando a Bogotá hacia una movilidad más limpia. Vamos a pasar de un sistema basado en buses diesel a un sistema de transporte masivo multimodal con dos líneas del regiotram que conecta la capital con la región, 5 líneas de metro, 7 líneas de cables y más de 200 kilómetros en corredores verdes que privilegien al peatón y el transporte público limpio. El objetivo es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 50% para 2035”

Hoy en Bogotá ya podemos ver algunas iniciativas que nos indican que la movilidad sostenible y el transporte limpio es una realidad. Así nos lo cuenta Carlos Mario Restrepo, Gerente Comercial de Enel X, línea de negocio de Enel-Codensa “Hemos puesto a disposición 60 puntos de recarga públicos en Colombia, divididos en 19 electrolineras, y 620 equipos en hogares y empresas. La meta es que para 2023, tengamos 2,000 cargadores instalados en espacios públicos y privados. Ya tenemos 223 cargadores instalados con los que se han podido movilizar cerca de 477 buses eléctricos y se ha evitado la emisión de aproximadamente 34,400 toneladas de CO2 al año”.

Para lograr que la movilidad eléctrica masiva sea una realidad es necesario seguir fortaleciendo el trabajo conjunto público-privado. Así mismo, se debe seguir sensibilizando a la ciudadana en su responsabilidad frente al tema, para que en el futuro puedan tomar decisiones más inteligentes que nos permitan llegar a la meta de cero emisiones y de una mejor calidad de vida para las presentes y futuras generaciones.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir