Lo más leído

  • Lina Tejeiro con pequeño vestido de baño muestra su bronceado (VIDEO)
  • Jennifer López deslumbró a sus seguidores con foto en atrevido traje blanco
  • Definidos los horarios para los juegos de Colombia ante Uruguay y Ecuador
  • Elenco de ‘Pasión de Gavilanes’ se une por la salud de Giovanni Suárez
  • Luis Suárez protagonista de los memes en nueva goleada del Bayern Munich
  • Confirman primeros contagios de COVID en estudiantes de colegios privados
Economía

¿Cuáles son las ayudas para microempresarios durante la pandemia?

Nuevas líneas de crédito y diferentes alternativas de financiación están disponible para la reactivación de las microempresas.

A través de un conversatorio emitido en ‘Hoy por Hoy Bucaramanga’, se analizó el papel del sector bancario durante la pandemia. La diversidad de alivios, la accesibilidad y las diferentes alternativas que los microempresarios tienen para sobrevivir ante la crisis, fueron discutidas a partir de la experiencia de voceros del sector de microempresarios, Fenalco Santander y Asobancaria.

 Durante los primeros 100 días de la pandemia, el sector empresarial del país tuvo una pérdida de 57 billones pesos. El impacto de esta crisis se ha sentido de manera dramática en las microempresas que, actualmente, representan el 93,12% de participación en el sector. Con el paso de los días, las entidades financieras empiezan a habilitar herramientas que permiten la reactivación progresiva para todos los sectores de la economía.

 Tal y como lo señala, Andrés Felipe Rojas, vicepresidente de asuntos corporativos de Asobancaria, al día de hoy: “Más de 11.6 millones de personas y empresas han sido beneficiadas con refinanciación de créditos, periodos de gracia y aplazamientos de cuotas (…) 223 billones de pesos de cartera han sido destinados a estos alivios, es decir, 20% de nuestro producto interno bruto. No hay otro sistema financiero en la región que pueda tener un monto tan alto en refinanciaciones”.

 Por su parte, Alejandro Almeida, director ejecutivo de Fenalco Santander, resaltó la necesidad prioritaria que existe de generar un fondo económico de reconstrucción del tejido empresarial y líneas de crédito con plazos más amplios que apoyen la reactivación económica de las microempresas: “Hay que trabajar articuladamente con el sector bancario, aprovechar los beneficios que ellos tienen y que el gobierno busque la banca extranjera, inyecte la economía y pueda minimizar los trámites que son imposibles para los microempresarios”, aseguró.

 Así, respecto a la accesibilidad de los alivios que están disponibles actualmente para los microempresarios, Hernán Torres, gerente de la empresa ‘5T soluciones de ingeniería’, resaltó la falta de información que trajo consigo la pandemia ya que se sentía como un suceso lejano. En el principio del confinamiento, el empresario tuvo que suspender varios proyectos de importancia para su negocio. La estrategia para reactivarse estuvo orientada a encontrar información sobre lo que estaba pasando y formular diferentes escenarios ante las situaciones que se pudieran presentar. De esta manera, Hernán logró “entregar ese grano de arena a la economía, respaldando a los trabajadores con su empleo”.

 Sin embargo, este no es el caso de todos los empresarios que dirigen sus propios negocios en este país. Alejandro Almeida resaltó la dificultad que muchas pymes tienen para acceder a ayudas y alivios. Así mismo cuestionó el futuro de estas ayudas y de la reactivación del sector: “Me parece importante todas las medidas de los bancos para minimizar los compromisos de pago iniciales pero más que el plazo, es mirar hacia delante, cómo hacemos para ‘fondearlos’ y que los empresarios puedan reactivarse”, afirmó.

 Sobre esto, el vicepresidente de asuntos corporativos de Asobancaria enfatizó en la importancia del programa de acompañamiento a deudores (PAD), el cual le brindará una solución ajustada a la necesidad de cada cliente. De tal manera, una persona que no fue afectada por la crisis, seguirá cumpliendo con sus obligaciones con normalidad; aquellos cuyo ingreso se vio afectado, pueden hacer una redefinición de su crédito dejando cuotas que se ajusten a sus ingresos; por último, los deudores que se han visto completamente afectados, tendrán una extensión de aplazamiento en sus créditos, hasta que se reactiven económicamente y puedan retomar sus obligaciones, todo esto sin que su historial crediticio se vea afectado y sin generar cobros extra por estar en mora.

 “El peor momento ya lo vivimos, fue en abril. Un mes muy difícil, tocamos el techo en la tasa de desempleo, el impacto de la generación de ingresos de las familias se vio más afectado. Estamos en un proceso lento de reactivación. Desde el sector financiero estamos prestos y disponiendo de todo el capital humano y operacional para poderle brindar a los colombianos la posibilidad de extender los alivios hasta final de año”, dijo Andrés Felipe Rojas.

 Así mismo, Hernán Torres, resaltó que ante la crisis, el sector empresarial debe procurar buscar información, enterarse de las ayudas que están disponibles y gestionar los procesos necesarios, aunque realizó un llamado al sector financiero para ampliar el acceso a estos alivios. En este punto, Andrés Felipe Rojas mencionó la última línea de crédito que se habilitó en los primeros días del mes de julio, la cual está enfocada en los sectores más afectados, ofreciendo plazos de 5 años, periodos de gracia de 12 meses y condiciones muy favorables. Sin embargo, el vicepresidente de asuntos corporativos de Asobancaria aclaró: “Hay que poner todo en perspectiva. Recordemos que esto no son recursos privados o de los bancos, son recursos de todos nosotros y debemos ser cuidadosos”.

 Por su parte, Felipe Noval, director de Leasing de Asobancaria, destacó este recurso como una opción de financiación a largo plazo para empresas de cualquier tamaño ya que bajo esta modalidad, el banco financia 100% del valor de un activo al que la empresa quiera acceder, no pide ninguna cuota inicial y además, es una alternativa con alto grado de accesibilidad puesto que el riesgo para la entidad financiera se ve reducido. De hecho, hoy en día, el leasing es una opción altamente solicitada por empresarios, según cifras proporcionadas por Felipe, para marzo 2020, la cartera total de leasing equivalía a 55,18 billones de pesos de los cuales el 36% estaba concentrado en las pequeñas y medianas empresas, y el 5% en las microempresas. Más específicamente, Santander concentra el 5% del total de la cartera de leasing a nivel país con 2.72 billones de pesos.

 Alejandro Almeida también quiso resaltar la alianza estratégica que Fenalco firmó con el Banco Caja Social y el Fondo Nacional de Garantías que permite poner a disposición el programa ‘Emerge’ el cual presta alivios a microempresarios a través de internet, de forma muy sencilla.

 Ante las diferentes opciones que día a día aparecen y que buscan ayudar a que las empresas, sin importar su tamaño, logren reactivarse y sobrepasar esta crisis, Andrés Felipe Rojas concluyó: “Los mecanismos hay que seguirlos fortaleciendo, hay que conservar el tejido empresarial, especialmente en una zona como Santander donde hay una cantidad de pymes que tienen la posibilidad de sobrevivir a esta crisis”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir