Con disfraces rechazaron criticas de concejal a la fiesta de Halloween

Ante la oposición de Marco Fidel Ramírez a la fiesta de Halloween, le dicen que no todos son iguales.

En medio de la sesión del Concejo, nuevamente Marco Fidel Ramírez, pidió al distrito que prohíba se celebren las fiestas de Halloween, por considerarlas un acto en pro del satanismo. Dijo particularmente el cabildante: "Esta es una manera descarada de imponer costumbres y tradiciones de corte satánico, donde se rinde culto a la muerte, al demonio, a las brujas, a los fantasmas, a los adivinos, entre otros"

Sus declaraciones causaron molestia en gran parte de sus colegas, quienes pidieron públicamente que respetara la diversidad de creencias y no hiciera afirmaciones que afectaban una fiesta particular para los niños. Incluso la concejal Diana Rodríguez, llevó un muñeco alusivo a una película de terror, para demostrar que no todos son iguales

"Él no puede pretender imponernos su pensamiento ni su religión a los demás concejales, ni mucho menos a la ciudad, que él vaya y predique en su iglesia y con las personas que hacen parte de ella, pero no en el concejo de Bogotá"

Funcionarios y asesores de la corporación llegaron a trabajar con máscaras y algunos disfraces, repartieron dulces al interior del recinto del Concejo, lo que generó el malestar de Ramírez quien sin mediar palabra -notablemente molesto- se retiró del lugar.

Cargando