Hora 20Hora 20

Actualidad

Paz total, ¿cómo avanzar en medio del conflicto y la violencia?

Panelistas creen que debe haber claridad sobre la ley de sometimiento y la diferenciación entre organizaciones.

Hora 20 / Caracol Radio

En Hora20 un debate para analizar las implicaciones del desarrollo de una propuesta de “paz total” en medio del conflicto, las balas y la sangre. Pues acaba de terminar un fin de semana que dejó más de 17 muertos violentos en todo el país; masacres, intenciones de paz y una lectura por parte del excomisionado de paz, Sergio Jaramillo. Se analizó lo que dijo el excomisionado, el lugar en el que queda la implementación del Acuerdo de paz con las Farc, la diferenciación que hace el gobierno entre las organizaciones, el riesgo de los acuerdos parciales y de abordar la paz como un asunto de política criminal.

Más de un mes después del inicio del gobierno, la idea de una “paz total” como piedra angular de esta nueva administración empieza a tropezarse con críticas como las que lanzó anoche el exalto comisionado para la paz, Sergio Jaramillo en Noticias Caracol al plantear que ve un descuido de la implementación del Acuerdo de paz de 2016 firmado con las Farc o el error estratégico de usar el lenguaje de fin del conflicto con organizaciones criminales. Sin embargo, Jaramillo habla de un posible desbordamiento de violencia ante estas expectativas que levantaría una “paz total”, un desbordamiento que se pudo haber evidenciado este fin de semana: 16 muertos entre masacres, asesinato de un líder sindical y un ataque a bala en Tumaco, Nariño. Las dos masacres dejaron 14 personas muertas, seis en Barranquilla en lo que sería un ajuste de cuentas entre el Clan del Golfo y la banda Los Costeños. La otra masacre, la de ocho: cuatro miembros de una familia asesinados y los cuatro victimarios linchados por la comunidad. A estos hechos de violencia se suma el líder sindical asesinado en Barrancabermeja, los 120 desplazados tras combate en Argelia, Cauca y el descubrimiento de casas de pique en Bogotá.

Esta cadena de hechos de violencia, de sangre y de profundización del conflicto se da cuando tanto el gobierno a través de varios comunicados y las presentaciones como la ley de “orden público” busca organizar el terreno para dar rienda a su política de paz total. Las organizaciones armadas han hecho lo propio, incluso este fin de semana la columna “Elías Rondón” de las disidencias de las Farc en Nariño afirmaron que están listos para pactar un cese bilateral al fuego. El ELN también envía mensajes, pero contradictorios. Por un lado, Pablo Beltrán le dice a Efe que en semanas arrancará la negociación y le pide “hechos” al gobierno, pero de otro lado, Antonio García dice que no son muy de la idea de la paz total y que las guerras son necesarias, acudiendo al “derecho a la rebelión”.

Lo que dicen los panelistas

Para María Victoria Llorente, directora ejecutiva de la Fundación Ideas para la Paz,no se podría decir por ahora que estos hechos de violencia corresponden a lo que plantea el gobierno, “esto tiene que ver con dinámicas que ya venían de confrontación entre grupos en Cauca, Nariño y otras regiones”, afirma que la propuesta de paz total todavía no ha calado, pero tampoco ha generado que los grupos arrecian la violencia.Agregó que hay grupos que reviven como el responsable del atentado en el Andino que ahora envía video diciendo que están listos para paz total, “eso ocasiona que muchos grupos ahora buscan espacio en paz total”.

Iván Cancino, abogado penalista, profesor universitario y columnista,recordó que el primer semestre 2022 la tasa homicidio bajó muy poco, solo como 2 o 3%, “en Tumaco subió más del 700% frente semestre anterior y si bien hay un factor de inercia, ahora se suma Bogotá”. Afirmó que hablar de paz total es muy exagerado, pues cree que es imposible que se pueda dar, “muchos no van a entrar y la delincuencia no se va a acabar. Acá hay que mirar temas como PNIS, pero estas organizaciones ganan mucho con economías ilegales y es utópico que van a dejar de ganar millones y millones”. Por otro lado, comentó que no ve con malos ojos que el Alto Comisionado adelante diálogos porque eso debe ser fruto de una política criminal en la que debe estar MinHacienda, MinAgricultura, MinJusticia y MinDefensa que no debe entrar en el diálogo.

Para Ariel Ávila, senador de la república, investigador de asuntos del conflicto y profesor universitario,Colombia tiene un cuadro generalizado de deterioro de situación de seguridad; “se sabía que con cambio de gobierno no iba haber cambios milagrosos, 2021 fue terrible en indicadores, ahora solo hay deterioro en masacres”. Colocó el ejemplo de que en Medellín llevan 11 o 12 días sin homicidios, recordando que la Oficina hizo pacto de fusiles. “Cuadro de deterioro seguridad llega en momento de discurso de paz total, pero eso no choca con política de seguridad de MinDefensa; esto será un poco de zanahoria y garrote”, pues detalló que se presentará política de seguridad en dos o tres semanas.

Agregó que la paz total tiene cuatro pilares: primero, paz con ELN; segundo, acogimiento a la justicia; tercero, sustitución de economías ilegales donde se repotencia PNIS y cuarto, diálogos regionales de paz, algo que cree, se cimienta en los Acuerdos de 2016.

Luis Fernando Trejos, profesor en la Universidad del Norte e investigador,planteó que estamos viendo inercia criminal que venía del gobierno anterior y una no ruptura con cambio de gobierno, “pero sí inciden dinámicas de violencia urbana; la paz total está muy hacia la ruralidad”, incluso explica que, por efectos de una violencia de alta intensidad, se perdió de vista lo ocurrido en ciudades. “La violencia es en clave de competencia criminal, la guerra se da entre ellos y no contra el Estado”, y añadió que, al estar el homicidio disparado en ciudades capitales, ese podría ser un talón de Aquiles para la idea de una paz total.

Alejandro Eder, ex alto consejero Presidencial Para la Reintegración, especialista en políticas de Seguridad Internacional y Resolución de conflictos y consultor en construcción de paz, señaló que todo el país quiere pasar la página de la violencia, celebra la buena voluntad del gobierno, pero cree que es importante mirar la historia y las experiencias en negociación como la de Pablo Escobar que terminó siendo “un fiasco total”. Explicó que sí se ha negociado con criminales puros y duros y destaca que en cualquier proceso es fundamental que el Estado tenga la fuerza. “Grupos criminales no existen porque sí. Tienen rentas gigantescas, entre narcotráfico y minería ilegal se generan por lo menos US$14 o 20 mil millones al año, eso es el 5% del PIB de Colombia”, en ese sentido, afirma que, si bien debe haber política sólida en seguridad, se debe acompañar de programas de desarrollo y políticas para acabar con rentas ilegales.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad