Petro y Hernández, ¿cómo van a construir gobernabilidad?

Panelistas consideran que ningún candidato tiene el camino fácil ; pero creen que en el caso de Rodolfo Hernández es más complejo.

Episodio 39-Hora2022: El análisis de los estrategas a las campañas /

En Hora20 una mirada a la construcción de gobernabilidad, a los planes de gobierno y a las cargas políticas en adelante, así como un análisis a las alianzas que se empiezan a conformar y la manera como moldearían una futura gobernabilidad. También una opinión de lo que sigue ocurriendo en Medellín a nivel institucional.

En medio del actual panorama político, de la consolidación de las dos candidaturas que pasan a la segunda vuelta, de las alianzas políticas y de la manera como se configuró el nuevo país, surge el interrogante de cómo lograrán gobernabilidad las dos figuras que hoy se disputan el poder, pues esta gobernabilidad será clave para tener el apoyo popular de la ciudadanía, pero al tiempo se verá reflejada en la relación y mayorías que se den en el congreso, e incluso la gobernabilidad que se tenga sobre instituciones como las propias Fuerzas Militares.

Por el lado de la ciudadanía, obtener la mayoría de los votos no se traduciría en un gran apoyo popular, pues el actual presidente Iván Duque llega a la Casa de Nariño con 10,3 millones de votos, pero solo seis meses después de arrancar su gobierno, la desaprobación ya era del 63 por ciento según la encuesta Invamer Poll. Mientras que en el congreso que se posesionará el próximo 20 de julio las cargas en términos de gobernabilidad pueden variar, pues en el senado hay una distribución de 25 senadores a la izquierda, 13 con los Verdes que en alianzas cada vez se mueven más hacia Gustavo Petro y por otro lado, un bloque de partidos tradicionales con 57 escaños en los que se encuentran algunos como el Liberal, Conservador, Cambio Radical, la U y Centro Democrático, los cuales en las elecciones de marzo lograron 9,4 millones de votos, los mismos partidos que apoyaban a Federico Gutiérrez en la primera vuelta. Por el lado de la cámara la distribución es similar, 32 escaños a la izquierda, 19 al centro y 110 con la estructura tradicional de partidos. En este caso, Rodolfo Hernández que sacó 5,9 millones de votos este domingo con su movimiento Liga de Gobernantes Anticorrupción, en marzo logró tener dos curules en la Cámara de Representantes.

Lo que dicen los panelistas

Sandra Borda, politóloga, profesora en la Universidad de los Andes y columnista,comentó que Petro tiene ventaja sobre Rodolfo en materia de la gestación de niveles de gobernabilidad, “Petro tiene un movimiento político detrás con 20 sillas en senado, va a tener que construir, pero no arranca de cero”, como sí podría ocurrir en el caso de Rodolfo Hernández. En términos de lograr gobernabilidad, dijo que se necesitará un ministro del Interior muy hábil que conozca el tejemaneje de la política y que tenga legitimidad con la gente, pues apunta que tener un gabinete que dé parte de confianza en gobernabilidad y que puede incrementar la legitimidad con la gente, puede mejorar la posición de negociación con el gobierno y eso es algo que cree, lo tienen claro las campañas que lideran.

Agregó que los que tienen que reconstruir reputación son también las bancadas en el congreso, “no pueden ser solo obstruccionistas porque la reputación se va a terminar yendo para el estanco”.

Jairo Libreros, abogado y profesor en la Universidad Externado,aseguró que tanto Petro como Rodolfo van a tener problemas de gobernabilidad, “pero será mayor el de Rodolfo. Si él gana y la diferencia es inferior a 300 mil votos, creo que él arranca el 7 de agosto con muchas dificultades”, ya que considera que se podría formar un cerco difícil de manejar tanto en las calles como en el congreso que va a limitar la capacidad de ejercer gobernabilidad. Por otro lado, aseguró queel modelo ensayo y error se puede dar en distintas situaciones y puede ir más allá del tomador de decisiones, “pero el ejercicio de Rodolfo será casi ciego porque confiará en personajes que no conoce muy bien”, apuntó.

Frente a los programas de gobierno, comentó que sí hay una similitud de programas con base en lo que publicó Rodolfo, en lo que cree, hay un acercamiento en él mucho más liberal y tiene puntos de encuentro con lo que es el programa de Petro.

Federico Arango, periodista y editor de opinión del diario El Tiempo, recordó que el exministro Fabio Valencia hace algunos años dijo, “cambiamos o nos cambian”, pero apunta que varias décadas después ni los cambiaron, ni los políticos han cambiado. Aseguró que en Petro hay una coherencia clara en su proyecto político, algo que no ve claro en el caso de Rodolfo, “sus 20 puntos que publicó ayer a muchos los desconcertó, hay unos cambios que no son en temas menores, por ejemplo, las consideraciones sobre el fracking”.

También destacó que hay un elemento individualista y carismático fuerte en las campañas que pasaron a segunda vuelta, pero advierte que en el caso de Petro hay frenos más efectivos al ser un proyecto donde hay apoyo de estructuras, mientras que, en el caso de Rodolfo, apunta que está concentrado en un apersona con un mensaje que cabe en 140 caracteres.

Para Rodrigo Pombo, abogado, profesor universitario y miembro de Visión Colombia 2022, Rodolfo Hernández es una figura que va a llegar con votos de derecha para gobernar con políticas de izquierda, “la mayoría ideológica del congreso está alineado con ciertas posturas y al ingeniero le queda más fácil alinearse con esa doctrina mayoritaria”, además, apuntó que sí hay una afinidad ideológica en lo que proyectan tanto Petro como Hernández, “no es solo decir no a la corrupción porque ese discurso es agotable”, pero cree que la afinidad está en temas como más gasto en lo público o una tributación elitista, por otro lado, dijo que los distancia se concentra en asuntos como reforma a la Fuerza Pública o tocar la independencia del Banco de la República.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir