¿Qué está pasando con la alcaldía de Daniel Quintero en Medellín?

Panelistas analizaron los escenarios con los que arranca el 2022: las polémicas del alcalde de Medellín y la violencia en Cali y Arauca.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

En Hora20 el análisis a los escenarios con la que nos recibe este nuevo año: el primero, el de la violencia que va de Arauca a Cali y del Cauca a Nariño. También una mirada a la situación política en Medellín; el avance de la revocatoria al alcalde Daniel Quintero y su ataque frontal al sector empresarial antioqueño.

Empecemos por el escenario que se presenta en Medellín: la revocatoria del mandato al alcalde de esa ciudad, Daniel Quintero. Pues este lunes la Registraduría negó el proceso de impugnación impuesto por Quintero en el que alegaba que en cerca de 30 mil firmas hubo irregularidades, sin embargo, la Registraduría avaló 133 mil, una cifra mayor a las 91 mil necesarias para convocar al proceso y solo anuló 341. Con esta decisión, queda en pie el proceso de revocatoria, solo faltaría que el Consejo Nacional Electoral otorgue el visto bueno al proceso de revocatoria, para que la Registraduría le comunique al presidente Duque y este haga un llamado a la jornada de revocatoria en un plazo de dos meses...

Además de capotear el proceso de revocatoria en el cual se ha mantenido que hay fraude, también persiste el contrapunteo entre el sector empresarial de la ciudad y el alcalde. Pues en una entrevista a la revista Semana, Quintero dijo que el Grupo Empresarial Antioqueño era "un cartel similar a los del narcotráfico", una postura que generó reacciones desde el presidente Duque al decir que el matoneo de políticos a las empresas es un método fracasado del socialismo, hasta el expresidente Uribe al considerar que Quintero convirtió a Medellín en una "ratonera"

Lo que dicen los panelistas

Catalina Ortiz, representante a la Cámara por la Alianza Verde, jefe de debate de la campaña del candidato a la presidencia de Sergio Fajardo, planteó que es frustrante lo que ocurre en Medellín ante la solidez institucional que había en la ciudad, la colaboración entre la empresa privada y el sector público, por lo tanto, califica como "grave" las posturas de Quintero, en una ciudad que cree, funciona y en la que hoy hay un daño a la democracia y al tejido empresarial. De otro lado, aseguró que no cree posible que el discurso anti-empresa cale a nivel electoral, pero sí cree que lo de Quintero puede ser un "ensayo" frente a lo que ocurra con el proceso electoral.

En cuanto a las condiciones de seguridad en Cali, destacó que ni el gobierno, ni la alcaldía local han implementado acciones y políticas para contrarrestar la violencia.

Para Catalina Botero, abogada constitucionalista, columnista, profesora universitaria, exconjuez de la Corte Constitucional, el llamado a revocatoria del alcalde de Medellín va más allá de un problema entre el uribismo y Quintero, pues argumenta que hay personas en desacuerdo con su gestión, la defensa que ha implementado y las movidas de aliarse con tradicionales y separarse de los alternativos. Aseguró que Quintero ha utilizado el discurso público para estigmatizar y producir daño a periodistas, academia y sectores sociales y empresariales con distintas declaraciones que el alcalde ha realizado, "crea una retórica de David y Goliat".

Destacó que puede ser o no una casualidad el hecho de que el discurso antiGEA del alcalde se dé para ambientar lo que viene ocurriendo con las tomas hostiles por parte del Grupo Gilinski a dos empresas del GEA.

En cuanto a la seguridad en el país, afirmó que hay tres problemas que llevan al incremento de la violencia: una política en seguridad alejada de las realidades del país y cercana a las condiciones del año 2005; la falta de implementación del Acuerdo de paz y los vacíos que dejó la pandemia en torno al control que tenían los ilegales en zonas de conflicto.

Para Thierry Ways, ingeniero, empresario y columnista en El Tiempo, Quintero es el tipo de político que Colombia no necesita en este momento. "No sé cual es su orilla, con tendencia autoritaria y no sabemos qué representa, pero se conoce que tiene una gran avidez de poder y eso no les gusta a muchos", agregando que tener peleas con el sector empresarial y compararlo con la mafia es una posición distractora y que desintitucionaliza a la ciudad.

Juan Pablo Estrada, abogado y profesor en la Universidad Externado, destacó que Quintero fue un lánguido viceministro, el cual en su momento capitalizó el sentimiento antiuribvista, pero "ahora es como un Daniel el travieso con visos de un Daniel Ortega". Agregó que, si bien Quintero rompe la sinergia del GEA con EPM, algo que considera, molestaba en su momento a algunas personas, "no se puede pensar que con el gerente actual de EPM se va a moralizar la compañía".

Frente a las condiciones de seguridad en las que arranca el año, manifestó que la presencia del Estado no puede ser solamente el incremento del pie de fuerza, "se le fueron dos años largos a este Gobierno queriendo desconocer la necesidad de implementar la paz y tampoco hubo una estrategia de seguridad distinta".

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir