Calentamiento vocal, más efectivo en mujeres

Un estudio realizado a cinco hombres y a cinco mujeres de un coro de aficionados, evidenció que en 20 minutos ellas pueden calentar mejor la voz.

Este es el resultado del trabajo de investigación del fonoaudiólogo Andrés Fernando Delprado, de la Universidad Nacional, quien a través de grabaciones y de pruebas de función pulmonar o espirometrías encontró diferencias significativas en las mediciones pre y pos para variables como la capacidad inspiratoria y la frecuencia mínima y máxima entre la muestra femenina y la masculina.

“Concretamente no se encontraron cambios significativos en los cinco hombres que participaron en el ejercicio ni antes ni después del calentamiento”, amplía el fonoaudiólogo, quien agrega que lo más probable es que un ejercicio de calentamiento vocal de apenas 20 minutos puede no ser tan eficaz para ellos por el volumen de los músculos que componen las cuerdas vocales.

En el caso de las mujeres, 20 minutos sí fueron suficientes para conseguir que sus cuerdas vocales vibraran mejor. “Nos dimos cuenta de que estaban usando la voz con menos esfuerzo”, menciona Delprado.

La entrada de poco aire, suficiente para prolongar la voz en las mujeres, alcanza perfectamente la demanda de las cantantes. Por otro lado, y como sustenta el fonoaudiólogo, “vimos cambios en las variables de ruido, que lo que hacen es señalar cuál es la relación de las cuerdas al momento en que vibran y el aire que sale”.

Según Andrés Fernando Delprado, para el estudio de la voz siempre es importante comparar hombres y mujeres ya que las contexturas, los registros, rangos vocales y frecuencias fundamentales son distintas.

Metodología

Para desarrollar su estudio, el joven fonoaudiólogo convocó a los participantes a asistir a cuatro sesiones de entrenamiento en calentamiento vocal. Posteriormente se llevó a cabo la toma de muestras de respiración y voz antes y después.

Un calentamiento, señala el especialista, es un ejercicio usado para estimular cuidadosamente los músculos involucrados en una actividad e incrementar la circulación sanguínea de los mismos, con el objetivo de aumentar la flexibilidad y reducir la probabilidad de lesión.

“Las rutinas de calentamiento vocal se basan en una serie de ejercicios simples pero exigentes que mantienen un alineamiento corporal, un adecuado comportamiento respiratorio y la función vocal en una condición adecuada”, amplía Delprado.

La metodología efectuada fue la espirometría, en la que a través de una serie de pruebas respiratorias sencillas, bajo circunstancias controladas, se mide la magnitud absoluta de las capacidades y volúmenes pulmonares, así como la rapidez con que estos pueden ser movilizados.

“La prueba consiste en respirar normalmente, luego tomar mucho aire y soltarlo todo para que quede registro en el instrumento que dice cuánto es el volumen en litros de ese aire que entró y salió, si es el mismo, si bajó o aumentó”, concluyó el fonoaudiólogo.

U.N. Salud.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir