Videojuegos marcan roles de niños y niñas

Los videojuegos están siendo diseñados y dirigidos a un solo género y están creando un desarrollo diferencial entre los menores.

Así lo muestra una investigación de maestría de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Colombia, denominada “Jugando con el género en la era digital”

Este trabajo se viene realizando en varias fases, la primera de ellas comenzó con una búsqueda de videojuegos y aplicaciones dirigidas a la primera infancia, para seleccionar 10 juegos en los que se pudieran encontrar dinámicas dirigidas a niñas y niños por separado.

Con los videojuegos seleccionados se diseñó una encuesta para 294 padres de familia, docentes y estudiantes de la U.N. y de los Andes, quienes los calificaron teniendo en cuenta el género al que pareciera estar dirigido y las características funcionales que pudieran dejar alguna enseñanza. Así lo explicó Jimena Rozo, autora de la tesis, junto con Javier Corredor, también de la U.N., y Carolina Maldonado, Samir Cure y Andrés Caldas, de la Universidad de los Andes.

De esta manera se pudo encontrar que los videojuegos que fueron calificados como masculinos tienen contenidos agresivos y violentos y fomentan ocupaciones tradicionalmente masculinas como constructores y conductores.

“Lo que nos interesa a los psicólogos educativos de este indicador es que los videojuegos masculinos dan retroalimentación y requieren respuestas rápidas”, explicó la psicóloga.

En contraste, la investigación encontró que los juegos femeninos incluyen actividades domésticas y fomentan ocupaciones de cuidado y belleza. Estos videos, al contrario de los masculinos, tienen escenas que no requieren intervención del jugador.

En términos de desarrollo psicológico, las personas aprenden más cuando se requieren respuestas y se brinda retroalimentación a los movimientos, pues de esta manera se pueden desarrollar la atención motricidad, percepción y coordinación.

“Por tal motivo, podríamos decir que los videojuegos femeninos son similares a ver televisión”, expresó la estudiante. Estos hallazgos la llevaron a una siguiente fase de su investigación, en la que se realizó un trabajo en 14 jardines infantiles de Bogotá con 163 niños y niñas entre 3 y 5 años.

A estos niños se les puso a escoger entre dos juegos muy estereotipados (Real Racing 3 y Princess Hair Salon), de esta manera se encontró que los niños eligieron el primero en un 52 % mientras que el otro 48 % eligió el del salón de belleza.

Por su parte, el 92 % de las niñas seleccionó el de Princess Hair Saloon, mientras que solo el 8 % eligió el de carros.

Esto permite identificar que los estereotipos están más marcados en las niñas. “Cuando vemos las razones de esas elecciones nos damos cuenta de que las niñas se acercan a esos juegos con temor, ellas expresan que no saben jugar, que se pueden estrellar, que no juegan porque es de niños y hasta porque los padres no las dejan o es para ellas de mala educación”, explicó la estudiante.

Tales resultados dejan ver que los videojuegos están siendo agentes de socialización y están marcando los estereotipos de género desde la primera infancia, lo cual tiene una relación directa con el desarrollo y la construcción de la identidad.

Por último, la estudiante afirmó que el interés principal de la investigación es crear prototipos de diseño de videojuegos que no marquen esas diferencias por género ni el desarrollo ni la socialización de una persona en el mundo.

U.N Salud. 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir