Ciencia y medio ambiente

Canal del Dique

Advierten de más daños ambientales de no darse proyecto del Canal del Dique

Está en juego el futuro del territorio y la competitividad del país, asegura el Consejo Gremial de Bolívar

Está en juego el futuro del territorio y la competitividad del país, asegura el Consejo Gremial de Bolívar(Caracol Radio Cartagena)

Cartagena de Indias

El Consejo Gremial de Bolívar aseguró que el futuro de Cartagena de Indias, del norte de Bolívar, del sur del Atlántico, del norte de Sucre y del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo depende de las obras en el Canal del Dique.

De tener éxito la oposición a la adjudicación de la APP del Canal del Dique, se incrementarán los daños ambientales y se impactará negativamente la calidad de vida y las condiciones económicas de nuestra región. Está en juego la vida, el futuro del territorio y la competitividad del país.

Las poblaciones que ocupan la planicie adyacente al Canal del Dique están expuestas a las inundaciones provocadas por las crecientes del río y las lluvias. Este peligro está asociado al ciclo del agua, la elevación del nivel del mar, las modificaciones a las orillas, los cambios desde la rectificación del canal, los procesos meteorológicos, la poca capacidad del cauce con relación al agua que se desvía del río Magdalena, y todo esto agudizado con el cambio climático. Como la planicie del Dique abarca 1.600 km 2, significa que un décimo de las aguas del río debe circular por un área 171 veces más pequeña que la cuenca que las produce (ONU Hábitat, 2017). Justamente, esta fue la principal problemática que originó el proyecto, siendo uno de sus objetivos el control de inundaciones y del nivel de aguas del canal.

Durante las épocas de sequía, el agua salada del Mar Caribe ingresa al Canal del Dique afectando la calidad del agua dulce de uso doméstico y agropecuario de las poblaciones allí asentadas, así́ como a la fauna y la flora. En mediciones realizadas por Cardique en 2016, luego del Fenómeno del Niño, se evidenció que en algunas zonas del Canal había presencia de salinidad, cuando en condiciones normales la salinidad superficial del Dique es de cero. Este fenómeno puede afectar gravemente a los acueductos de la región, y pone en alto riesgo la disponibilidad de agua potable para toda la ciudad de Cartagena de Indias. La construcción de las esclusas busca regular la dilución del agua de mar y del río, y por lo tanto, controla también la intrusión salina al Dique.

Las ampliaciones y rectificaciones que ha recibido el canal del Dique desde su primera construcción en S.XVII han aumentado significativamente los aportes de sedimentos del Canal del Dique a la Bahía de Cartagena; en la última década el incremento se estima en un 48% (BASIC, 2021). El impacto se ha extendido a la bahía de Barbacoas y a los arrecifes vecinos del Parque Nacional Natural Los Corales del Rosario y de San Bernardo. La continua sedimentación ahoga los corales y estimula el crecimiento exagerado de algas (PNN, 2020).

El Canal del Dique también contribuye a la contaminación de estos ecosistemas con el vertimiento de metales pesados como cadmio, níquel, plomo, cobre, arsénico y zinc, adicionales a vertimientos de coliformes, excesos de nutrientes y la deficiencia de oxígeno (BASIC, 2021). Desde los años 80, se han evidenciado los cambios en la composición arrecifal debido a las descargas fluviales del Canal del Dique, explicado tanto por los sedimentos como por la calidad del agua (PNN, 2020). En este sentido, existe una sentencia de 2020 proferida por el Consejo de Estado que obliga a los gobiernos nacional y distrital, y a otros actores, a recuperar la Bahía de Cartagena.

También las ciénagas han perdido su capacidad amortiguadora debido a la desecación y las obstrucciones en los canales o caños de interconexión río-ciénagas. Como resultado, más caudal corre por el mismo cauce, el agua tiene menos espacio para explayarse por lo que se eleva su altura y el nivel de desbordamiento se alcanza más frecuentemente. Algunas de las causas asociadas con esta problemática tienen que ver con los dragados que afectan las orillas y conexiones con las ciénagas, las intervenciones a las ciénagas para formar playones, y los rellenos para ocupación de orillas del río y ciénagas. Es vital la regulación activa del ingreso de caudales al sistema, entre otros, porque la creciente renueva conexiones con las ciénagas y sus aguas, restaura ecosistemas y da más espacio para el levante de especies acuáticas, favoreciendo la actividad pesquera de la comunidad (ONU Hábitat, 2017).

La Justicia Especial para la Paz ha solicitado información sobre el proyecto para realizar recomendaciones en el marco de su actuación en clave de verdad, justicia y reparación. En este sentido, las obras previstas al controlar el acceso de caudales facilitarán las actividades forenses en la zona; por otra parte, se espera que el proyecto contribuya a la conformación y el fortalecimiento de los espacios de seguimiento y desarrollo de la subregión, así como su articulación con las instancias encargadas de esclarecer y atender estos hechos que tienen un alto valor social.

La implementación de la APP Canal del Dique traerá importantes beneficios sociales, ambientales y económicos a las comunidades aledañas. El proyecto beneficiará a 1.5 millones de personas en ocho municipios del Atlántico (Campo de La Cruz, Candelaria, Luruaco, Manatí, Repelón, Sabanalarga, Santa Lucia y Suan); diez municipios de Bolívar (Arjona, Arroyohondo, Calamar, Cartagena de Indias, Mahates, María La Baja, San Cristóbal, San Estanislao, Soplaviento y Turbana); y un municipio de Sucre (San Onofre).

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad