Ciudades

La orden era no rescatar los cuerpos del Canal del Dique: víctimas

Paramilitares obligaban a los habitantes de municipios ribereños a no buscar a sus seres queridos para no dejar evidencia de los asesinatos

Caracol Radio- Canal del Dique

Cartagena

El puente ubicado en el municipio de Calamar que divide a Bolívar con el sur del Atlántico, era el punto preferido de los grupos paramilitares para arrojar los cadáveres al Canal del Dique. Previamente las víctimas eran asesinadas con arma de fuego o desmembradas.

Ingresa al grupo de alertas de Caracol Radio Cartagena

Caracol Radio llegó al municipio de San Cristóbal en el norte de Bolívar, donde además del dolor de la desaparición que todavía sigue presente, sus habitantes se veían obligados a cumplir órdenes de los integrantes de grupos paramilitares quienes llegaron a prohibir el rescate de los cuerpos de sus seres queridos o de todo cadáver que pasara por el Canal del Dique.

JEP acogió solicitud de Procuraduría en favor de las víctimas del Canal del Dique

“La orden era que no podíamos sacar a nadie que venga flotando en el Canal del Dique. Nos decían que de hacerlo íbamos a correr la misma suerte de esas personas, es decir podíamos ser asesinados vilmente y arrojados a las corrientes. Llegó un momento que ante la gran cantidad de muertos que había no podíamos tomar el agua porque tenía un olor fétido y sabía a muerto o a sangre humana. Era horrible”, contó Carmen Rosa Utria, líder de la Ruta del Cimarronaje e integrante de la mesa de participación de víctimas del municipio.

De acuerdo con las víctimas de esta población, el propósito de prohibir el rescate de cadáveres era borrar cualquier tipo de evidencia de la gran cantidad de asesinatos que se cometieron en la zona durante el conflicto armado.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad