¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Floricultura Cundinamarca

Gobierno y sector floricultor emprenden proyecto de innovación en cultivos

El 70% de áreas de producción se encuentran en Cundinamarca, y se calcula que el 10% de los sistemas productivos contaran con sistemas tecnológicos.

La Asociación Colombiana de Exportadores de Flores y el Centro de Innovación de la Floricultura  Colombiana en alianza con la Universidad Nacional, la Fundación Jorge Tadeo Lozano la Universidad de la Salle y la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica) centro Tibaitatá, desarrollaron el proyecto Fortalecimiento de la Competitividad del Sector Floricultor Colombiano mediante el uso de la tecnología, ciencia e innovación aplicadas en Cundinamarca.

Los principales avances del Proyecto de Regalías incluyen la parametrización de prototipos de invernaderos adaptados a las condiciones locales y a la eco-fisiología de los cultivos de flores, logrando de 25 a 30 renovaciones de aire por hora y generando condiciones micro-climáticas aptas para los cultivos y que mitigan la incidencia de plagas y enfermedades.

Para Augusto Solano, Presidente de Asocolflores, con el Sistema General de Regalías se pudo llevar a cabo el proyecto para el fortalecimiento de la competitividad del sector floricultor colombiano.

“Este proyecto apenas está terminando con una duración de 3 años, pero se encontraron soluciones a muchas preocupaciones y se implementaron nuevas tecnologías, el invernadero es un nuevo diseño, más altos, con mayor ventilación, permiten una mayor productividad; tenemos el proyecto de encontrar nuevos sustratos que sustituya la cascarilla de arroz que veníamos usando en la que hay escasez”, afirmó Augusto  Solano, Presidente de Asocolflores.

Adicionalmente, se desarrolló un sistema de calefacción pasiva para los invernaderos, teniendo como resultado la reducción en el consumo de energía convencional y la mitigación en el impacto ambiental.

Colombia exporta a más de 90 países en un 15.4%, siendo el mayor productor y exportador de claveles en el mundo. La principal exportación de flores está dirigida a Estados Unidos.

“La automatización de procesos como la clasificación y el empaque de rosas, la fumigación, los nutrientes, las mallas foto selectivas que usan en Israel y que aquí se habían desechado, y vemos que tiene impacto en el control de plagas y productividad de las plantas; el sistema de calefacción es demasiado útil para las heladas de la Sabana en épocas de diciembre y enero; el año pasado llegamos a una exportación de 1.400 millones de dólares”, indicó Augusto Solano, Presidente de Asocolflores

En el punto de vista ambiental y económico, la corteza de pino fue identificada como un sustrato alternativo a la cascarilla de arroz, viable para la producción de rosa y clavel. Se optimizó el uso del recurso hídrico con el diseño y construcción de sistemas fertirriego. El proyecto permitió la formación académica de estudiantes de doctorado, maestría, pregrado y la vinculación de profesionales especializados en el sector floricultor.

Cargando