Preocupación por accidentes de tránsito en carreteras de Colombia

Consejo Superior del Transporte pidió garantizar el tránsito seguro en zonas rurales del país.

Las empresas de transporte legal de pasajeros agrupadas en el Consejo Superior del Transporte, llamaron la atención del Gobierno Nacional, piden garantizar un "transporte público seguro", en las zonas rurales y apartadas del país con el fin de evitar accidentes como el de San Mateo en Boyacá que dejó 8 muertos y 11 y heridos.

El Director Ejecutivo del Consejo Superior del Transporte, Camilo García, afirmó a Caracol Radio que el bus que se accidentó en jurisdicción de San Mateo, en el departamento de Boyacá, era un vehículo de placa amarilla, de transporte privado, es decir que no se utiliza por empresas debidamente habilitadas, para prestar un servicio público.

"El conocimiento que nosotros témenos de los hechos es que el bus de placa IAF-431, modelo 1.967, era un vehículo que prestaba un servicio ilegal, que nosotros conocemos como transporte mixto, es decir un servicio que combina el transporte de carga y del transporte de pasajeros, sobre todo en zonas veredales donde muchas personas tienen que ir desde un corregimiento a la cabecera municipal de un pueblo y en las zonas más distantes.

El dirigente gremial explicó que en el accidente en Boyacá, se cometieron dos errores. El primero que el Gobierno Nacional particularmente el Ministerio de Transporte lleva muchísimos años sin hacer un diagnóstico sobre el transporte mixto y las necesidades que se tienen del transporte rural en Colombia y segundo que tan poco existe una verdadera estrategia de controlar la informalidad.

Señaló, "nosotros estábamos esperando del Gobierno una estrategia certera con relación al control de la informalidad en todo el territorio nacional, pero hasta el momento no se ha logrado".

Reconoció el director del Consejo Superior del Transporte, que las autoridades realizan estrategias de licencias de conducción, algunos controles en vías principales, pero afirmó que se tiene que hacer un esfuerzo muchísimo más fuerte para prevenir que estas acciones no se vuelvan a repetir como el accidente en Boyacá.

Cargando