¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Asesinatos lideres sociales

Los problemas contados desde los líderes sociales

En un encuentro realizado en Bogotá, 18 líderes sociales compartieron los relatos de sus regiones.

Mediante la gestión de la fundación alemana Friedrich Ebert Stiftung y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, en alianza con Rutas en Conflicto, La Unión Europea y el portal Colombia2020, 18 líderes sociales de Chocó, Valle del Cauca, Meta, Guajira, Córdoba, Sucre, Cauca, Nariño y Putumayo compartieron sus historias con el fin de establecer parámetros que permitan tomar acciones  concretas para su protección y supervivencia.

Martin Santiago, representante de las Naciones Unidas en Colombia, rindió un homenaje a todas las lideresas y líderes que han sido asesinados y sostuvo que no deben utilizarse guarismos, “un asesinato bastaría para decir que aquí en Colombia hay una situación preocupante y vergonzante y que nos apela a que tomemos una serie de medidas que permitan crear una hoja de ruta para revertir la situación”. Expresó.

Lea también: Inicia proceso de sometimiento del Clan del Golfo

La primera en hablar fue Luz Córdoba, vocera de la Asociación Campesina de Arauca (ACA) junto con la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (COCCAM) quien sostuvo que el exterminio de los líderes sociales no es nuevo. Resaltó que los ataques si son sistemáticos y que además tienen un contenido  político para acallar quienes luchan por sus territorios.

“La situación en los territorios es muy angustiante especialmente para los campesinos que se comprometieron a sustituir los cultivos pues el avance del programa es mínimo porque la gente retiro los cultivos y no han recibido un sustento, ni los proyectos productivos han llegado a las regiones, lo que implica que la gente retorne a los cultivos de coca como única opción de subsistencia” Explico Córdoba. Así mismo denuncio que en el Parque Nacional la Macarena se está fumigando con glifosato lo que ha afectado las fuentes de agua.

Lea también: Esta es la lista de líderes sociales asesinados en Colombia

Johana Maturana, líderesa del departamento de Chocó, es una mujer transgénero, defensora de derechos humanos y del territorio. Sostuvo que la defensa de sus tierras ha sido complicada por la estigmatización al ser parte de la comunidad LGTBI, denunció que los líderes de la región están siendo amenazados y desplazados y adicionalmente explicó que las condiciones de desempleo y delincuencia común han empeorado las circunstancias.

Por su parte Andrés Chica, líder del departamento de Córdoba, habló sobre la presencia de los grupos armados y dijo que disidentes de las Farc y el Clan del Golfo, entre otras bandas criminales, mantienen a la población sometida acabando con la movilización y organización social. Chica lanzó duras críticas al Gobierno Nacional pues argumentó que los decretos de protección a los líderes son un saludo a la bandera porque se quedaron en normativas y sin recursos. “Además tenemos un secretario del interior que cuando vamos a denunciar las amenazas nos responde “no den papaya”, explicó.

Sostuvo que una cosa es lo que dice el fiscal y el ministro del interior desde Bogotá y otra cosa es lo que en realidad pasa en los territorios, dijo que “nosotros no nos atrevemos a denunciar las amenazas porque no hay confianza en la fiscalía, llegamos a la fiscalía denunciamos y no hemos salido de la institución cuando ya nos están llamando a decir ya saben de la denuncia y tenemos salir del municipio (…) es claro que hay una connivencia de manera coercitiva o voluntaria con las fiscalías locales y comandancias de policía y mientras eso pase seguiremos en riesgo”.

Lea también: Estas son las 10 acciones para proteger a líderes anunciadas por Santos

Por su parte Kristina Birke Daniels directora de la fundación sostuvo que el programa ha permitido tener herramientas periodísticas para hacer seguimiento al proceso de paz, así como la difícil situación que enfrentan los líderes sociales que viven una difícil situación en Colombia, quienes día a día reciben amenazas y han sido asesinados. "la fundación seguirá apoyando este proceso que permita mejorar las condiciones de vida de los defensores de los derechos humanos" puntualizó.

Cargando