El Fenómeno del Fútbol

19:30h - 22:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

cerrar
Exclusivo

La Riviera en Colombia fue utilizada para el lavado de activos: Departamento del Tesoro

Más de 25 compañías en el país, que mantienen vínculos con el grupo Waked de Panamá, están en la mira de la OFAC.

Un oficial del Departamento del Tesoro le confirmó a Caracol Radio que las tiendas La Riviera en Colombia sí fueron utilizadas para el lavado de activos de dineros que tenían origen en actividades del narcotráfico, por lo que los negocios con esa tienda de perfumería y cosméticos quedan bloqueados.

Junto a la DIAN se indaga si habrían cometido otros delitos aduaneros con la presunta presentación de facturas falsas sobre cargamentos que no existían y si incluso llegaron a cobrar el IVA con facturas falsas.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros –OFAC- indaga por las actuaciones de más de 25 compañías y empresarios colombianos que tienen negocios con Abdul Waked y su detenido sobrino Nidal Waked.

Si en un tiempo prudencial no suspenden sus acuerdos comerciales, especialmente los negocios relacionado con puntos de duty free o tiendas sin impuestos, serían investigados y sus nombres incluidos en la llamada lista Clinton que los inhabilita para hacer transacciones que incluyan a la banca americana.

Según el oficial todos los negocios en Colombia de La Riviera – que también tiene presencia en otros 8 países de América- quedan bloqueados, incluso el que se realizó con las tiendas Mango.

La investigación del Departamento del Tesoro vincula al grupo Waked con el lavado de activos desde la década de los 80 y en la actualidad lo relaciona con el cartel de Sinaloa y los urabeños en cabeza de alias Otoniel.

A los Waked los señalan de ser las cabezas de un negocio que tenía modelos distintos, que terminaban en el mismo punto, el lavado de activos.

Por un lado las tiendas La Riviera, el Soho Mall de Panamá y el grupo Wisa en cabeza de Abdul, y por el otro, la zona libre de Colón, los bienes raíces y el Banco de Balboa, en cabeza de Nidal, a quien adicionalmente el Departamento de Justicia le imputó cargo con fines de extradición. En total son más de 60 empresas vinculadas a este entramado, que incluía operaciones de comercio exterior con puertos y aduanas de EE.UU. América Latina, Asia y Europa que no comparten información.