¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Denuncian muerte de menor por supuestos efectos de vacuna contra VPH

La víctima es una niña de 16 años de Fusagasugá quien falleció en un hospital de la capital del país.

Beatriz Cantor aseguró que a finales del año 2013 en el colegio donde estudiaba su hija Karen, en el municipio de Fusagasugá (Cundinamarca), le aplicaron la primera dosis de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH).  Al iniciar el año 2014 le suministraron la segunda dosis

 Según la mamá, después de estas inyecciones a su hija se le inflamaron las manos, le daba dolor en las articulaciones por eso la llevó al médico y el diagnóstico fue artritis reumatoide juvenil. Aunque le recetaron medicamentos con el paso del tiempo la enfermedad avanzó y por causa de los dolores sólo pudo estudiar hasta junio

 Los médicos de Fusagasugá le dijeron a la familia que “eso es normal por el estrés de las adolescentes”. La familia buscó una segunda opinió y buscó una consulta con un médico de Bogotá

 “El 4 de julio del año pasado fuimos a la Clínica Colsubsidio dijeron que tenía un derrame perital alrededor del corazón, duró un mes hospitalizada, ella siempre se quejaba de dolores en la parte derecha del cuerpo justo donde se le aplicó la inyección de la vacuna”, aseguró la señora Cantor El 1 de agosto del año 2014 Karen salió del hospital. Le recetaron un medicamento que su mamá no logró encontrar en Fusagasugá. Para ese momento la menor comenzó a sentir dolor en el pecho, se ahogaba

 Volvió a Bogotá le sacaron liquido de los pulmones y seguía presentando problemas de corazón. “La niña dijo que no puede ser que 800 niñas estén locas como lo dice el Gobierno”, recordó la mamá de Karen, quien asegura que en ese época a su hija le comenzaron a salir llagas y se le caía el cabello poco a poco.   “Hace ocho días la niña no podía respirar la llevamos al hospital, le colocaron oxígeno, los médicos pidieron traslado urgente a Bogotá, llegamos al hospital La Samaritana me dijeron que la niña no venía bien y que iba directamente para la UCI (unidad de cuidados intensivos). Subimos al segundo piso y los médicos corrían de un lado para otro y luego el doctor salió y dijo que a la niña le había dado un paro respiratorio, se me fue”, contó entre lágrimas la angustiada madre

 Karen tenía 16 años y 8 meses. "Era una niña alegre, activa, sana, nunca tuvo ninguna enfermedad, participaba en todo, ayudaba en la casa, hasta que le aplicaron la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano que fue la causante de la cadena de enfermedades que finalmente le quitaron la vida", insistió la señora Cantor.

Cargando