¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Profesiones con más riesgo de pérdida auditiva

De acuerdo con publicaciones reveladas en www. health24.com, existen 10 profesiones con mayor riesgo de pérdida auditiva, por estar expuestas permanentemente a ruidos que superan los 85 decibeles (dB).

Ante esta realidad, la Clínica Rivas, institución especializada en otorrinolaringología, emprende una campaña de prevención en salud auditiva en Colombia, con el objeto de generar una mayor conciencia sobre el cuidado de nuestro sistema auditivo.

Los expertos en salud auditiva afirman que la exposición a niveles de ruido por encima de los 85dB durante largos periodos de tiempo es perjudicial y puede producir pérdida auditiva inducida por ruido. “Cuanto más ruido y más tiempo se esté expuesto, más perjudicial será para la capacidad auditiva”, indicó el Doctor José Antonio Rivas, Médico Otólogo y Director de la Clínica Rivas.

 Entre el top 10 de las profesiones donde los trabajadores se exponen a ambientes ruidosos, se destacan en su orden:

1. Personal aeroportuario de control de tierra: El ruido de los aviones al despegar y al aterrizar puede alcanzar la elevada cifra de 140 dB, lo que vuelve el oficio de los controladores aéreos, uno de los de mayor riesgo de pérdida de audición inducida por ruido.

2. Pilotos de Fórmula 1: Sentarse en la cabina de un Fórmula 1 puede ser literalmente ensordecedor si no se utilizan los protectores auditivos adecuados, ya que el sonido supera los 135 dB.

3. Mineros: Cualquier trabajo que requiera el uso de herramientas eléctricas o maquinaria, indudablemente generará importantes niveles de ruido. La minería no es una excepción y los niveles de ruido que de hecho se pueden alcanzar son de hasta 135 dB.

4. Obreros de la construcción: Trabajar con maquinaria pesada de la industria de la construcción puede ser una faena muy ruidosa. Los martillos neumáticos, por ejemplo, se sitúan entre los primeros de la escala de aparatos ruidosos, llegando a alcanzar los 130 dB.

5. Carpinteros: Los considerables niveles de ruido que alcanzan las motosierras y demás maquinaria de carpintería son una parte inevitable del trabajo de un carpintero, por ejemplo, tan solo las taladradoras rotativas pueden generar un ruido de hasta 120 dB.

6. Músicos, DJs y camareros de discotecas: La mayoría de los camareros, porteros de discoteca, disyoqueis y demás personal de bares experimentan un nivel de sonido que suele sobrepasar los 115dB. La música que retumba sin cesar hasta altas horas de la madrugada, convierte a este tipo de trabajos en muy peligrosos para los oídos.

7. Jardineros: Las maquinas cortacésped que se usan para cuidar los jardines, que producen un agradable olor a hierba recién cortada, pueden llegar a generar hasta 107 dB de ruido. Así, los jardineros corren un grave riesgo de padecer una pérdida de audición.

8. Mensajeros y repartidores motorizados: Las motos se caracterizan por ser muy ruidosas, que junto con el factor “ruido del viento”, pueden generar un sonido que alcanza el oído de hasta 103 dB.

9. Profesores de guardería: Con el ruido de las pataletas, gritos, lloriqueos, berrinches y canciones que tienen lugar en una guardería, no sorprende que los niveles de ruido puedan superar fácilmente los 85 dB.

10. Peluqueros: El ruido que generan varios secadores de pelo funcionando al mismo tiempo llega a alcanzar los 85 dB. Aunque este trabajo se encuentra el último de la clasificación, puede contribuir igualmente a causar una pérdida auditiva gradual a lo largo de los años.

 Cómo prevenir la pérdida auditiva por exposición a ruidos?

La pérdida de audición inducida por el ruido puede ser inmediata o puede tomar mucho tiempo hasta que uno la note. Puede ser temporal o permanente y puede afectar uno o ambos oídos. Aun cuando usted no pueda notar que está dañando su audición, podría tener problemas en el futuro. Por ejemplo, tal vez no pueda entender a otras personas cuando hablan, sobre todo por teléfono o en un lugar ruidoso. Aunque no sabemos cómo le podría afectar el ruido en el futuro, sí sabemos que la pérdida de audición inducida por el ruido se puede prevenir.

Dos factores importantes para proteger la audición son mantener una distancia entre el punto de origen del sonido y la persona, y limitar por cuánto tiempo se expone al sonido. Una regla práctica es evitar sonidos que sean “demasiado altos” y que estén “demasiado cercanos”, o que duren “demasiado tiempo”.

Si se comprende cuáles son los riesgos del ruido y cómo practicar una buena salud auditiva, se podrá proteger la audición de por vida aplicando las siguientes recomendaciones: 

1. Sepa qué sonidos le pueden hacer daño (los de 85 decibeles o más).

2. Use tapones auditivos u otros dispositivos de protección cuando haga alguna actividad que involucre ruidos fuertes.

3. Si no puede reducir el ruido, protéjase o aléjese de él.

4. Esté alerta a ruidos peligrosos en el entorno.

5. Proteja los oídos de los niños si aún no pueden protegerse ellos mismos.

6. Asegúrese de que su familia, amigos y colegas estén conscientes de los peligros del ruido.

7. Hágase una prueba auditiva si piensa que podría estar ante un riesgo que pueda ocasionar pérdida de la audición.

Cargando