¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La bahía de Cartagena, corredor para el turismo sexual

Caracol Radio conoció como se mueve el negocio de la prostitución desde el barrio Manga

Los vecinos de la avenida Miramar en Manga ya se han acostumbrado. Los fines de semana, en ese lugar en el que abundan marinas y embarcaderos de yates, botes, lanchas y veleros, también ha sobrevenido otro fenómeno: las jovencitas y mujeres que con ropa ligera y bikinis esperan a las lujosas embarcaciones para 'irse de paseo'.

 

Julio Romero es el actual presidente de la Junta de Acción comunal de Manga, el año anterior lo fue de otra asociación de vecinos, ASOMANGA. Asegura que en sus años de ejercicio como líder de la zona ha recibido múltiples denuncias de lo que pasa en esa calle, y también lo ha presenciado.

 

Cuenta Romero que la rutina empieza a las 7:00 AM. "A esa hora hay vecinos trotando, el paseo peatonal tiene propia vida y ya se ha hecho parte del paisaje encontrar a estas jovencitas y muejres esperando que las vengan a buscar para irse a los bacanales que ya se han conocido", dice con convencimiento.

 

Y es que los detalles que entrega son reveladores. Según Romero la mayoría abordan yates que están fondeados en la bahía, y a las jóvenes las recogen pequeñas embarcaciones que las llevan hasta el sitio de fondeo. "Sabemos que esto es así porque las mismas embarcaciones traen a los extranjeros para que hagan las compras y eso cuando se quedan sin provisiones, no son colombianos, son extranjeros", sostiene.

 

Las jóvenes que abordan las lujos embarcaciones regresan en su mayoría el lunes, según Romero, "es común ver que las mismas niñas que esperaban ser recogidas el sábado en la mañana, lleguen ebrias el lunes, abordan su taxi a lo largo de la avenida Miramar y se van", cuenta.

 

La JAC ha puesto la denuncia de lo que ocurre en la Miramar ante varias entidades. "Hemos puesto la queja en la Dimar por el fondeo irregular de muchos botes y no pasa nada, pedimos acompañamiento a Migración Colombia por la presencia constante de extranjeros y tampoco, hemos hablado de lo que pasa con estas niñas en el Concejo Distrital, y también, sin resultados", asegura.

 

Aunque no tienen pruebas ni han presenciado el intercambio de drogas o dinero, la JAC de Manga está convencida de que las protagonistas de estos episodios cada fin de semana son en parte, integrantes del comercio sexual que se ha venido denunciando en los últimos días en la ciudad.

 

"Este es el punto de partida, de aquí se montan las jóvenes y de aquí es de dónde salen los botes y yates rumbo a Cholón y las islas, que es donde se dice que esta señora Madame hacía sus fiestas, a mí no me extraña", manifiesta Lucy Arias, residente en el barrio Manga y quien trota todas las mañanas en el paseo peatonal.

 

Romero agrega que "por la vestimenta, por la forma de expresarse, por los ademanes de estas jovencitas, uno sabe que no están esperando una embarcación para ir a un paseo familiar, es realmente triste y alarmante y ojalá se le ponga coto a la situación".

 

En Manga según la Fiscalía, funcionaba una casa de paso de alias "Madame", en donde se habrían alojado varias jóvenes víctimas de su red de explotación sexual. La JAC no confirma ni niega esa situación, "no tenemos pruebas, pero de que sabemos que hay sitios sospechosos, los hay", sentencia Romero.

Cargando