¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CIENCIA

La UIS patenta trampa para atrapar vectores

Un trabajo de expertos en salud y diseño industrial permitió la creación de una trampa que espera controlar los vectores transmisores de enfermedades

Una trampa diseñada inicialmente para atrapar y eliminar insectos como Aedes Aegypti, transmisor de diferentes enfermedades como dengue, chikungunya y zika, es la nueva patente de la Universidad Industrial de Santander, otorgada por la Superintendencia de Industria y Comercio.
Con este novedoso invento creado por expertos en Salud y Diseño Industrial de la UIS, las personas que deseen utilizar un método de control de insectos domiciliarios no tendrán que recurrir a productos tóxicos como los insecticidas comerciales que son dañinos para el ser humano y el medio ambiente.
La trampa fue creada por las profesionales en Diseño Industrial, egresadas de la UIS, Luz Marina Arboleda Parra y Laura Vanessa Bueno Capacho bajo la orientación de los profesores Héctor Julio Parra Moreno, de la Escuela de Diseño Industrial y del Grupo de Investigación (INTERFAZ) y Jonny Edward Duque Luna, de la Escuela de Medicina y del Centro de Investigaciones de Enfermedades Tropicales (CINTROP).
“Nuestras investigaciones están siempre orientadas a buscar estrategias limpias de elementos que sean contaminantes en el control de insectos que transmiten enfermedades y afectan a la población”, aseguró el profesor Jonny Edward Duque.
La trampa funciona cuando el insecto es atraído por un cebo, ingresa por uno de sus orificios y se encuentra con un adhesivo al interior que causa su muerte.
Gracias a su sencillo diseño, la trampa puede ser armada fácilmente y usada en ambientes domésticos o comerciales, especialmente en zonas donde se presentan los insectos o se han reportado casos de epidemias.
A la fecha, se trabaja en estudios y alianzas que lleven a su comercialización, permitiendo así que los principales afectados por este tipo de problemáticas puedan adquirirlas fácilmente.
“Con el apoyo y el conocimiento de los diseñadores industriales, queremos generar dispositivos que puedan estar al alcance de cualquier persona. La primera trampa que logramos también patentar fue pensada para profesionales que conocen los problemas de salud pública, pero esta segunda trampa fue pensada para cualquier persona y en especial para quienes sufren con las enfermedades como en el caso del dengue”, aseguró el investigador.
Gracias al apoyo de la Universidad y su capacidad científica, los investigadores esperan seguir brindando resultados que contribuyan a controlar los vectores y resolver las principales problemáticas de salud pública del país.

Cargando