Minería

Minería formal, sostenible y productiva: una mirada hacia la recuperación

La minería en Colombia genera más de 1.2 millones de puestos de trabajo legales, y enfrenta dos grandes retos: la ilegalidad y la informalidad laboral

Foros Caracol /

Según Naciones Unidas, de aproximadamente 100.000 hectáreas, más del 50% desarrolla esta actividad de manera ilegal. Sin embargo, se adelantan esfuerzos que caben destacar con quienes se dedican de lleno a esta labor y cuentan hoy con un sistema de vinculación laboral óptimo.

En el marco del Foro organizado por Gran Colombia Gold y moderado por los periodistas Diana Calderón y Alfonso Ospina, se reunieron parte de los agentes más relevantes para este sector para compartir puntos de vista de lo que será el 2022 en esta materia para Colombia.

En dos módulos temáticos, las voces reconocidas de: Sandra Sandoval, Viceministra de Minas, José Ignacio Noguera, Vicepresidente Asuntos Corporativos y Sostenibilidad Gran Colombia Gold Corp. compañía organizadora del Foro, Juan Camilo Nariño, Presidente Asociación Colombiana de Minería, ACM y Adolfo Eslava, Decano Escuela de Humanidades EAFIT y autor del libro Sembrar Cultura, recoger Legalidad expusieron sus posturas, proyectos en marcha y otros al nivel de prioridad que requiere el tema.

Desde el Gobierno Nacional, Sandra Sandoval, Viceministra de Minas, destacó la forma en que la minería se encuentra desatada en diferentes zonas del país, el 64% es pequeña minería, el restante grande. Y aunque muchos se denominan mineros, no cuentan con las condiciones que deberían. Aún así se monitorea de manera constante lo qué sucede con las zonas con esta actividad, permitiendo así identificar su operación, permisos y demás. Un dato relevante que destacó la viceministra es el reciente hallazgo de más de 100.000 hectáreas, y que más del 60% lo hacen al margen de la Ley, sin permisos. Por esta y otras razones la meta del gobierno es tener al cierre del cuatrenio, 27.000 mineros en condiciones óptima de trabajo.

La minería a largo plazo

La sostenibilidad de la industria minera depende directamente del manejo que se le de al mismo. Si no se le presta atención y se toman medidas que permitan cambios, será una actividad con poca probabilidad de continuar.

Para Juan Camilo Nariño, presidente de la Asociación Colombiana de Minería, hay mucho por hacer y por esto se deben unir esfuerzos para lograrlo. Nariño destacó una cifra importante que mantiene las alertas: el año pasado Colombia produjo 1.550.000 onzas de oro de las cuales sólo el 26% se reportó de manera formal. Un panorama preocupante para el sector que debe ser uno de los más aportantes a la reactivación económica del país.

Aunque hoy la informalidad identificada genera alertas por la cantidad de mineros que no poseen condiciones dignas de trabajo, acceso a beneficios de ley o de seguridad, no se puede perder de vista que muchos trabajadores también quieren hacer parte activa de los colombianos que laboran legalmente, cuidan y protegen los bienes ambientales, así lo planteó, José Ignacio Noguera, Vicepresidente Asuntos Corporativos y Sostenibilidad Gran Colombia Gold Corp.

La compañía destaca los proyectos que adelanta no sólo en el ejercicio de formalizar a los mineros, si no aquellos que también incluyen a la comunidad que los rodea con acceso a mejoras en su calidad de vida.

En el espacio al que también asistió Adolfo Eslava, Decano Escuela de Humanidades EAFIT y autor del libro Sembrar Cultura, recoger Legalidad, se generó una mirada desde la academia, en la que Eslava recalcó el rol de la educación en todo este proceso, considerando que la narrativa que se identifica desde esta ventana, debe ser parte de los procesos de cambio y toma de decisiones para diferentes instituciones que contribuyen en este sector.

Eslava aportó el más reciente estudio titulado: ¿Cómo cambiar la cultura de la ilegalidad en contextos mineros?, Comportamiento, vida cotidiana y acción colectiva, una investigación realizado en la Universidad EAFIT, utilizado para la escritura de su libro y que menciona cómo la confianza en las instituciones gubernamentales, la presencia del Estado, la generación de confianza de la mano de la promoción de los beneficios que se obtienen en la formalidad, son parte del camino a recorrer en el proceso de recuperar al trabajador que acepta un empleo informal exponiendo en la mayoría de las veces hasta su propia integridad física.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir