Al Sadd ganó y se enfrentará al Monterrey en los cuartos del mundial

El equipo dirigido por Xavi Hernández se estrenó en el torneo más importante a nivel de clubes de la FIFA.

El Al-Sadd catarí, entrenado por Xavi Hernández, se clasificó a los cuartos de final del Mundial de Clubes al vencer en la prórroga al campeón oceánico, el Hienghène Sport de Nueva Caledonia, por 3-1, tras finalizar los 90 minutos con empate a uno, en un duelo marcado por las numerosas ocasiones erradas por los locales.

El conjunto de Catar, anfitrión de la competición que reúne cada año a los campeones continentales, debutó con victoria ocho años después de su primera y última participación. No lo tuvo fácil el vigente campeón de la liga local, que desperdició infinidad de oportunidades durante los 90 minutos que abocaron el partido a la prórroga.

El equipo en el que jugó durante cuatro temporadas y que ahora dirige -en su primera experiencia en los banquillos- el exfutbolista del Barcelona Xavi Hernández hizo gala de su superioridad golpeando en primera instancia. El argelino Baghdad Bounedjah estrenó el marcador cerca de la media hora de juego al rematar un envío desde la banda izquierda de Abdelkarim.

Se repusieron los asiáticos con este gol de la temprana lesión del atacante local Al Ansari. Desde ese momento, y bajo la batuta de otro conocido del fútbol español, Gabi Fernández, el cuadro catarí llevó la manija del choque y pudo ampliar su ventaja. Sin embargo, el VAR entró por primera vez en escena, negando el gol por posición ilegal a un Akram Afif que estuvo desafortunado durante todo el duelo.

Si la tecnología anuló el tanto del exjugador de Sporting de Gijón y Villarreal, en la primera jugada de la reanudación dio como válido el de Amy Roine para el Hienghène. El colegiado, tras revisar la acción en el monitor, consideró que la fricción previa entre atacante y zaguero no era suficiente para ser considerada falta y otorgó así validez al empate del vencedor de la última Liga de Campeones oceánica.

El conjunto neocaledonio puso las tablas prácticamente sin merecerlo, ya que el dominio en la posesión y sobre todo en las ocasiones era para el cuadro de Xavi. Un asedio sobre la portería de Nyikeine que inexplicablemente no se tradujo en goles pese a las claras oportunidades de las que dispusieron Afif, Gabi (que se topó con el poste) y Khoukhi en un remate de cabeza.

Para más inri, el único disparo de los cataríes que acabó perforando las redes, obra de Al Haydos, fue anulado por un fuera de juego muy justo en el inicio de la jugada. El campo parecía inclinado hacia la meta visitante, con todo a favor, pero ni un solo futbolista del cuadro catarí fue capaz de sacar rédito a la absoluta autoridad vista sobre el césped.

Incluso Afif, el más activo del choque, mandó por encima del larguero un balón muerto dentro del área con la portería prácticamente vacía. Antes, una jugada con varios rebotes dentro del área se encontró primero en la línea de gol con el defensa Athale y posteriormente de nuevo con un poste para total desesperación del Al-Sadd.

El partido se fue a la prórroga, que acabó premiando al equipo que más méritos hizo. Un error infantil del meta Nyikene otorgó un libre indirecto dentro del área a los cataríes, que con un fuerte disparo de Abdelkarim llevaron por fin la alegría a las gradas de Doha.

Y si el segundo gol se hizo esperar hasta el minuto 100 de encuentro, el tercero y definitivo tardó un cuarto de hora más. Pedro Miguel puso la rúbrica (min.114) a una victoria que costó más sufrimiento de lo esperado para los de Xavi Hernández, pero que les mete en la segunda ronda del Mundial de Clubes, en la que se enfrentarán este sábado a los Rayados de Monterrey (México), campeón de la Concacaf.

Cargando