Hacker sin fronteras: Un problema de regulación

Actualmente no existe una regulación global que permita establecer sanciones a quienes desarrollan espionajes en Internet.

Junto con el Internet y las nuevas prácticas informáticas, el valor de los datos se ha triplicado, convirtiendo al espionaje en una de las herramientas más importantes dentro de las estrategias geopolíticas.

Según el Coronel Fredy Bautista, quien fue ex-director del Centro Cibernético Policial Colombia 2002-2018 y es experto en ciberseguridad gubernamental, son varias las motivaciones que llevan a esto. Por un lado, el escenario de la geopolítica que demanda tener acceso a información crítica de los países; y por otro, una creciente motivación económica que representa cerca del 70% del volumen de los ataques.

Sin embargo, aún no existe una regulación global que permita establecer sanciones a quienes desarrollan espionajes por Internet. Es decir, un hacker podría salirse de las normas establecidas en un país si el ataque lo realiza desde otro.

Desde el año 2009, Colombia está asociada con Europol, por lo que es el único país latinoamericano con presencia de oficiales de policía expertos en cibercrimen en esta comisión, según explicó el Coronel Fredy Bautista.

Colombia también se ha vinculado al Convenio de Budapest, con el cual las autoridades tienen acceso a procesos de más de 60 países para generar una reacción oportuna ante estos tipos de ataques.

Cargando