X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies

¿Qué hay detrás de “se metieron a mi conjunto”?

Bogotá vivió la noche del viernes una ola de pánico con la circulación de videos de vándalos entrando a conjuntos residenciales.

AFP

La escena era la misma: “¡Se metieron, se metieron!”. Videos, trinos, cadenas de WhatsApp, mantuvieron en vilo las redes sociales y a los ciudadanos con una serie de denuncias sobre el supuesto ingreso de vándalos a conjuntos residenciales en la noche del viernes por toda Bogotá.

Las denuncias, que comenzaron en el sector del Tintal, en el sur de Bogotá, se trasladaron luego a Castilla, Villas de Granada, Suba y Colina Campestre, entre muchos otros barrios del sur, el occidente y el norte de Bogotá.

Vecinos de diferentes sectores de Bogotá formaron en la noche grupos de defensa en condominios y edificios, armados con cuchillos, palos, extintores de fuego y todo lo que pueda servir, para evitar ser víctimas de saqueos.

Incluso los habitantes organizaron turnos de guardia junto con los vigilantes de las unidades residenciales temiendo robos durante la madrugada.

Sin embargo, las dudas comenzaron a generarse luego que se viera una acción sistemática con rumores de atracos y saqueos en el conjunto residencial, para luego dar paso a grupos de encapuchados corriendo al interior de las unidades residenciales.

Esto sin la presencia de la Policía pese a denuncias anticipadas y sin que haya como tal robos de los apartamentos.

Esto generó serios cuestionamientos en redes sociales frente al papel de las autoridades. ¿Vándalos atacando a la misma hora? ¿Bajo la misma modalidad? ¿Quiénes son los que se meten a los conjuntos? y lo más importante ¿Dónde está la policía?.

Incluso, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, en un video grabado en el Centro de Mando de la Policía, afirmó que estas denuncias no corresponden a la realidad y reconoció, "Parece que es algo orquestado”.

Una situación similar fue la que se registró en Cali el jueves, día del paro nacional, cuando comenzaron a esparcirse rumores sobre el supuesto ingreso de vándalos a conjuntos residenciales, que finalmente tampoco terminaron siendo ciertos.

A su vez, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, recorrió las calles de un sector de Bogotá y aseguró que los "actos de vandalismo" en la ciudad fueron superados.

No hay ahora actos de vandalismo, el toque de queda se está cumpliendo en un 90% y continuará avanzando en materia de porcentaje respecto de su cumplimiento", dijo en una declaración a periodistas.