Incertidumbre sobre quién gobernará en Bolivia

La Constitución establece que queda en el poder la presidenta del Senado, sin embargo esta también renunció al cargo.

La renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia deja una gran incertidumbre sobre lo que sigue en el país y quién estará a cargo en los próximos días hasta que sean convocadas unas nuevas elecciones.

Inicialmente se debe convocar a una sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional para que discuta la renuncia de Morales y decida si la acepta o la rechaza.

Cuando se haya decidido sobre la renuncia la sucesión, según la Constitución, establece que el poder lo debe asumir la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra. Sin embargo está senadora renunció pocas horas después de la decisión de Evo Morales de dejar el gobierno.

Por esa razón, según explicó el constitucionalista boliviano, José Rivera, a la Red PAT, la presidencia del Senado y por la tanto la presidencia del país la tendría que asumir el vicepresidente de ese organismo, pero este es aliado de Morales y por lo tanto no se espera que permanezca como dirigente de Bolivia.

En caso de que esta reacción se siga presentando, la Asamblea Legislativa tiene que trabajar de forma urgente y adoptar las medidas necesarias para convocar a las nuevas elecciones y elegir a las nuevas autoridades electorales.

Se espera que esa Asamblea sea convocada a primera hora de este lunes para debatir la renuncia y comenzar la sucesión presidencial.

Rivera dijo a PAT que no considera que haya un vacío presidencial, pues todavía no ha sido aceptada la dimisión y debe seguir al frente. Agregó que los ministros siguen en funciones y la fuerza pública tiene que garantizar la paz, el orden y la tranquilidad.

Cargando