Lo más leído

  • (Foto) Daniela Ospina, recién salida de la piscina, presumió su cuerpazo
  • Así fue el recorrido de Leopoldo López hasta Bogotá
  • Capturan en Antioquia a 20 personas al servicio del Clan del Golfo
  • Cierran bares en Pereira por venta de licor tras cambiar de actividad
  • Le dicen a Aida Merlano que es "sensual hasta en la ducha" (VIDEO)
  • Diferencias van más allá de Petro: Cepeda sobre salida de Robledo del Polo

¿Qué es un avance prometedor en el fútbol y por qué es amonestable?

José Borda le explica una de las acciones de juego más repetitivas y que suele generar polémica.

Por: José Borda

Últimamente en el fútbol colombiano se han expulsado a varios jugadores por infracciones “nimias o menudas”, que a simple vista no dan para ningún tipo de sanción disciplinaria: sin embargo, a la luz del reglamento, si dichas “falticas” tienen el agravante de cortar un avance prometedor, el jugador que las cometa deberá ser amonestado, y si ya ha recibido previamente la tarjeta amarilla, está contemplado que deberá abandonar el terreno de juego por expulsión y esta última puede pasar como injusta o exagerada ante los ojos de jugadores, técnicos y aficionados. 

El “avance prometedor” es un término que ha venido apareciendo en el vocabulario de los comentaristas deportivos; no obstante, esto no es nuevo de hecho ya lleva varios años incluido en el reglamento de fútbol, pero ¿y qué es? 

Como su nombre lo indica, son las posibilidades que tiene un jugador y por ende su equipo, de organizar un ataque o salida ofensiva con ventaja sobre el adversario en el que pueda ocasionar peligro de gol o crear una oportunidad manifiesta de este.

En muchas oportunidades los oncenos en contienda quedan mal parados defensivamente y, los defensores, recurren a estas "faltas tácticas" con el fin de evitar que los rivales que están en mejores condiciones les lleguen y puedan convertir el gol; es para esto que realizan este tipo de faltas y por eso deben ser amonestados, aunque la infracción no sea muy grave, tal y como lo indica la ley 12 que hace referencia a las “Faltas y Conductas Incorrectas”. 

Le puede interesar: Viera: "Junior es una maravilla, pero hay que ponernos en la piel de los colegas"

Las condiciones que se deben tener en cuenta para amonestar al jugador que impida a un rival, por medio de una falta un avance prometedor, son entre otras:

Que a quien le hagan la falta tenga posesión o control de balón, entendiendo por posesión cuando el jugador tiene el balón en sus pies para jugarlo y por control, cuando lo tenga en un espacio donde él puede jugarlo o llegar a jugarlo; que quien recibe la infracción posea espacio para avanzar, jugar y pasar el balón, para que llegue o aparezca su compañero y pueda este acercarse a la portería contraria; por último, otro factor a tener en cuenta es el número de compañeros que le acompañan y contrarios que defienden en el momento que le hagan la falta. 

En conclusión, cuando un atacante se le impida, por medio de una infracción, la posibilidad de finalizar una jugada ofensiva que tenía muchas opciones de acabar de forma peligrosa para el rival mediante un disparo a puerta o la finalización de la jugada de ataque, deberá ser amonestado; situación que muchos equipos y jugadores realizaban reiteradamente en los partidos para cortar el juego y evitar que se crearan oportunidades de gol. Esta circunstancia iba en detrimento del fútbol pero fue detectada y le pusieron freno.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir